Hooligans de Google atacan las casas borradas de Street View

Las casas de un grupo de vecinos de la ciudad alemana de Essen que pidieron a Google que desenfocara sus propiedades de las imágenes del Street View, han sido atacadas a huevazos.

El Deutsche Welle informa que los ataques fueron realizados el sábado pasado por un grupo de vándalos que, además de atacar con huevos las propiedades, escribieron carteles que decían “Google is cool” (Google mola).

Lena Wagner, portavoz de Google se ha apresurado a aclarar que “Google se distancia por completo” de los ataques y las personas involucradas en ellos:

“Nosotros claramente le hemos dado a las personas la posibilidad de desenfocar su casa, y naturalmente respetamos sus deseos”.

Google Street View fue lanzado recientemente en Alemania y ante el revuelo mediático y la preocupación sobre la intimidad y la privacidad que se generó en algunos sectores de la población, Google se ofreció a distorsionar las imágenes de las casas de las personas que así lo solicitaran.

Essen es una ciudad situada en Renania del Norte-Westfalia y forma parte de las ciudades europeas que han vivido la conversión del modelo industrial del siglo XX a un modelo de ciudad basado en los servicios en donde corrientes, como la ecología, y las nuevas tecnologías tienen un gran nivel de aceptación.

El fenómeno ultra también en Internet

Obviamente no podemos señalar a Google como responsable de estos ataques, sin embargo este episodio demuestra que la marca del gigante de las búsquedas no es ajena a los fenómenos sociales que ocurren a raíz de la identificación con elementos populares.

En el amplio mundo de la informática normalmente se relaciona el fenómeno de seguidores y fanáticos con Apple y sus productos, y evidentemente no es lo mismo comprar compulsivamente un iPod nuevo cada año que atacar casas con huevos, pero otras marcas o tendencias también tienen seguidores que creen ciegamente en sus planteamientos.

Y como en otras actividades, (deportes, música, etc.) algunos de estos seguidores confunden su papel y se toman el de defensores violentos de aquello a lo que admiran.

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top