Holanda y la semana crucial para ACTA

ACTA descargas derechos de autor libertad InternetActualización: Los comités de Asuntos Jurídicos, Libertades Civiles e Industria han votado en contra de ACTA. El pasado 29 de mayo, el Parlamento holandés votó a favor de tres resoluciones que tenían el objetivo de luchar contra ACTA, un tratado contra la piratería y las falsificaciones propuesto por Estados Unidos. Éste es un nuevo varapalo contra una legislación muy criticada por su falta de claridad y transparencia.

Anteriormente, el acuerdo ya había sido rechazado por la coalición de liberales y demócratas en el Parlamento Europeo (ALDE) y la propia Comisión Europea preguntó al Tribunal de Justicia de la Unión si ACTA era compatible con los derechos fundamentales de los usuarios de Internet. Para tener efecto, ACTA ha de ser ratificado por el Parlamento Europeo, así como por los parlamentos nacionales.

En este caso, la mayoría del Parlamento holandés aprobó tres resoluciones, dos para no firmar o ratificar ACTA y otra para no aprobar ningún tratado similar en el futuro.

Así, en la primera de las resoluciones, la cámara de representantes observa que hay varios países que han decidido tomar la misma medida y cómo el tratado “interfiere con las libertades de los usuarios de Internet”, por lo que solicitan al Gobierno que no firme el acuerdo, según recoge el blog holandés Bits of Freedom.

Por otro lado, la segunda resolución explica que el texto actual de ACTA deja “mucho espacio para interpretaciones extensivas con consecuencias negativas para la privacidad y la libertad de Internet para los ciudadanos y la innovación para las empresas”.

Mientras tanto, la última de estas resoluciones muestra la preocupación del Parlamento por la dificultad que supone modificar este tipo de tratados una vez aprobados y explica que la “estricta protección” de la propiedad intelectual en la Red no es la solución para este problema y, además, interviene con la libertad de Internet.

La opinión de los comités

Por el momento ya han firmado el tratado 22 estados miembros de la Unión Europea. Sin embargo, para ser ratificado todavía necesita que se pronuncien el Comité de Asuntos Jurídicos, el Comité de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos Internos y el Comité de Industria, Investigación y Energía. Los tres votaron en contra del acuerdo.

Estos tres comités debían dar su opinión sobre el impacto que tendría ACTA en diversos aspectos de la vida de los ciudadanos de la Unión Europea o en su industria, lo que influirá en la decisión del Comité de Comercio Internacional, que, según explica la BBC, votará el 21 de junio para determinar su recomendación final al Parlamento Europeo.

Antes de esta votación, el 9 de junio, hay convocada una protesta en toda Europa contra el tratado.

Contenidos Relacionados

Top