Tecnología

HMTL5 mató a la estrella del vídeo

shutterstock_294411599
Escrito por Autor Invitado

Empieza septiembre y acaba el verano para la gran mayoría de las personas. También termina este año el largo camino de Adobe Flash, que ha discurrido entre muchos éxitos y algunas cuestiones. Desde el día 1 de este mes, Chrome bloquea la tecnología Flash (Firefox ya lo había hecho), que será sustituida por el lenguaje HTML5.

Empieza septiembre y acaba el verano para la gran mayoría de las personas. También termina este año el largo camino de Adobe Flash, que ha discurrido entre muchos éxitos y algunas cuestiones. Desde el día 1 de este mes, Chrome –el navegador con mayor cuota de mercado– bloquea la tecnología Flash (Firefox ya lo había hecho), que será sustituida por el lenguaje HTML5 (HyperText Markup Language), más versátil y seguro. Amazon, entre otros grandes sites, ha tomado la misma decisión.

La compañía Adobe anunció en noviembre de 2011 que dejaba de desarrollar Flash Player, su programa de creación de animaciones para navegadores móviles. Además del despido del 7% de su plantilla y una bajada en Bolsa, la noticia supuso que los desarrolladores dejaran de utilizar las herramientas de Flash para producir webs, aplicaciones y vídeos para su uso en smatphones y tabletas. El siguiente paso lógico era que Flash se dejara de utilizar también en los desarrollos para ordenadores personales, una vez que la última versión del HTML, la 5, permite la creación de sitios web más atractivos y con mejor usabilidad.

Otra ventaja de HTML5 es que es compatible con todos los dispositivos y navegadores, mientras que Flash no funciona en móviles y ningún navegador puede reproducirlo sin instalar Adobe Flash Player. Siguiendo con sus fortalezas, HTML5 ofrece más efectos para las animaciones y mejores interacciones de las que antes se lograban con Flash. La tecnología “triunfadora” tiene la misma potencia en el diseño 3D y ha llegado al vídeo, los viedeojuegos y dispositivos de streaming.

Y, si ya estaba sentenciado por cuestiones técnicas, este año se han conocido nuevas vulnerabilidades de seguridad en Adobe Flash, demasiado frágil ante los piratas informáticos que quieren ejecutar “código malicioso” en los ordenadores personales de los internautas.

A la vez, este proceso supone también la victoria de un estándar más abierto (HTML5 ha sido desarrollado por un consorcio en el que participan Apple, Mozilla y Opera), frente a uno muy controlado (Flash, por Adobe).

 

Revolución en el marketing

Aunque algunos “adelantados” ya utilizaban HTML5, ahora es el sector publicitario al completo el que tiene que adaptarse cuanto antes. El mundo del marketing digital ha reconocido sus ventajas y está apoyando que los anunciantes utilicen herramientas en HTML5 para construir sus piezas. La decisión de Firefox y de Chrome de no soportar anuncios en Flash es determinante para obligar al cambio a quienes no estuvieran convencidos.

Y son muchos aún quienes se apoyan en la tecnología anterior: el 90% de los anuncios se creaban hasta hace muy poco en Flash. Otros ejemplos: se estima que el 85% de los sites todavía utilizan Flash y tiene una gran presencia entre los juegos web más populares, territorios que tienen que evolucionar rápidamente si no quieren quedar obsoletos.

Las grandes campañas tendrán que apoyarse en microsites en HTML5 y el inventario de los medios digitales tendrá que usar también este lenguaje. Teniendo en cuenta que se trata de una opción para crear aplicaciones web que incluyen flujo de audio y vídeo e interactividad, la creatividad de las agencias más capaces ofrecerá a sus clientes muchas oportunidades para distinguirse de la competencia.

Por otro lado, con la tendencia creciente entre los usuarios de bloquear los anuncios más intrusivos, las marcas y las agencias tienen en sus manos nuevas herramientas con las que atraer a los consumidores.

No hay que olvidar que los anuncios desarrollados en la nueva tecnología logran un 40% de clics más que los realizados en Flash. Se trata de un código que permite crear páginas que se cargan con mayor rapidez, lo que sin duda agrada a los internautas. A su vez, esto facilita la indexación en buscadores (a donde se dirige el 57% de la publicidad digital en España).

En cuanto al SEO, los sites diseñados en Flash presentan importantes limitaciones para posicionarse en motores de búsqueda, ya que el buscador no puede leer el contenido de una imagen. En cambio, esos buscadores sí pueden “entender” las webs y desarrollos creados con HTML5. Este lenguaje aporta etiquetas para clasificar mejor el contenido y favorece el posicionamiento SEO.

Además, Flash apenas es necesario para ver vídeos en la Red. Desde enero de 2015, YouTube y los sitios más populares han implementado sus reproductores por defecto en HTML5, que ha incorporado avances técnicos con los que supera en calidad a Flash y ofrece una mejor experiencia a los usuarios, que cada día consumen más vídeos en Internet.

Hay que tener presente que los datos de IAB prevén un crecimiento de la inversión en publicidad digital en torno al 5% en España durante 2015. Dentro de este entorno, la inversión en vídeo digital tendrá un papel protagonista y se estima que crecerá un 20% sobre 2014. También aquí los creativos han de aprovechar las oportunidades si quieren distinguirse de la competencia. Sobre todo, en nuevas tendencias como el vídeo interactivo, que favorece la conexión con el consumidor, a la vez que permite nuevas métricas con las que crear mejores perfiles de usuarios.

En definitiva, una pequeña gran revolución en la que tienen que reposicionarse las agencias, los ejecutivos de cuentas, desarrolladores, los clientes y todos los actores del mercado.

 

 

Rafael Martínez. Digilant El autor de este artículo es Rafael Martínez, country manager para España de Digilant

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado