Tecnología

Historia de los sistemas operativos *BSD

BSD
Escrito por Marcos Merino

Años 70. Dos investigadores de Bell Telephone Labs, Dennis Ritchie y Ken Thompson, acaban de presentar un sistema operativo desarrollado por ellos en una conferencia internacional. El sistema operativo se llama Unix y ha generado una gran interés entre los participantes.

Pero BTL acaba de perder un juicio por monopolio, cuya sentencia le prohíbe entrar en el negocio de los sistemas operativos, así que decide licenciar el uso de Unix como herramienta de investigación: muy caro para otras compañías, y muy asequible para universidades e instituciones científicas.

Una de las primeras universidades que adquiere esta licencia es la Universidad de Berkeley. En poco tiempo, sus investigadores desarrollan toda una gama de utilidades para Unix, cuyo código empiezan a distribuir junto al del propio sistema operativo en un ‘pack’ al que Bill Joy bautiza como ‘Berkeley Software Distribution’ (BSD). Esa es la naturaleza de la BSD 1 de 1977 y de la BSD 2 de 1978 (en la que se estrenaron dos programas desarrollados por Joy que aún hoy perduran en todas las versiones de BSD y Linux: el editor vi y el shell de C).

BillJoy

Pero los investigadores de la universidad habían empezado a realizar modificaciones en el sistema (añadiendo, por ejemplo, el manejo de memoria o el soporte para los protocolos de Arpanet) cinco más tarde, en 1983, Berkeley lanzaba su BSD 2.9, ya basada en Unix 7 y que marca el inicio de la saga de los sistemas BSD entendidos como sistemas operativos por derecho propio.

Cuando BSD llega a su versión 4.3, en 1991, Rick Adams funda la compañía Berkeley Software Design Inc. (BSDI), junto a varios miembros del Computer Systems Research Group de Berkeley, para distribuir comercialmente un derivado de la BSD 4.3 que será conocido como 386BSD. Pero, para entonces BTL había sido desmembrada en varias compañías y AT&T, ya libre para comerciar Unix, decide demandar primero a BSDI y más tarde a la propia Universidad de Berkeley, con el fin de impedir de que no hicieran competencia a su producto.

En los dos años siguientes, la inseguridad jurídica creada entre los equipos de desarrollo de las primeras versiones derivadas de BSD causó un congelación en el desarrollo de las mismas mientras se resolvían las demandas, tiempo que aprovechó un joven estudiantes finés llamado Linux Torvalds para escribir desde cero un nuevo sistema operativo compatible con Unix y listo para funcionar en PC’s. Para 1993, cuando llegaron los acuerdos legales entre Berkeley y Novell (los nuevos propietarios de Unix) que desbloquearon la situación de BSD, ese nuevo sistema operativo (llamado Linux) ya se había alzado como principal alternativa a los sistemas de Microsoft.

Pero para los sistemas *BSD se abrió entonces también una nueva etapa, con la llegada de FreeBSD, NetBSD…

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.