Tecnología

¿Hemos enterrado el formato MP3 antes de tiempo?

mp3
Escrito por Jakub Motyka

“El formato MP3 ha muerto” era el titular que circulaba por las redes hace algunos días, pero… ¿conoces la historia que se esconde tras esta polémica?

La noticia de que el formato MP3 había muerto ha causado mucho revuelo en la red. Entre los usuarios ha habido tres reacciones diferentes: el rechazo, el apoyo y la duda más absoluta. Porque, en un lenguaje mundano, ¿qué significa que un formato de audio “muera”? Y, por encima de todo, ¿a quién puede beneficiar la muerte de un formato de audio? La muerte del .mp3 esconde detrás una interesante explicación.

El Instituto Fraunhofer IIS, el organismo alemán que desde el año 1995 poseía la patente del formato MP3, anunciaba esta semana el cese de la tramitación de licencias de uso de esta extensión de audio. El anuncio dio pie a que todo el mundo entendiera que el formato MP3 había muerto y que, por lo tanto, se avecinaba un importante cambio en la industria de la música.

Tal ha sido el revuelo generado por esta noticia que incluso el propio Instituto Fraunhofer ha tenido que salir al frente para explicar que el MP3 no solamente no ha muerto, sino que además está vivito y coleando. Pero la duda ya está sembrada, y después de varios días de confusión es interesante aprovechar la ocasión para aclarar algunas cuestiones al respecto. La primera, ¿quién podría estar interesado en matar al MP3? ¿Cómo, por qué y con qué motivo?

5 alternativas a Spotify para escuchar música gratis

Para empezar, conozcamos un poco más acerca de los alemanes que de lunes a viernes trabajan en las oficinas del Instituto Fraunhofer IIS. No estamos hablando de un simple edificio aislado situado en alguna calle perdida del país germano, sino que estamos ante una institución perteneciente a la Sociedad Fraunhofer, una organización formada por 58 institutos de investigación diferentes repartidos por toda Alemania. Tienen un total de 18.000 empleados, y e investigan de todo: desde circuitos integrados hasta biotecnología.

El Fraunhofer IIS es uno de esos 58 institutos, y es quizás el más popular de todos, ya que es el que puede presumir de haber dado vida al estándar del MP3 (MPEG-1 layer 3). Tal y como explican en la página que ellos mismos dedican a este formato, el MP3 nació como la solución al problema que en la década de los ochenta existía a la hora de almacenar (y después transportar) los ficheros de música que por aquellos tiempos se distribuían en una extensión pesada y difícil de reproducir. Y fue en 1995 cuando se podría decir que nació el primer archivo .mp3.

Dado que son los padres del MP3, los miembros de esta organización tienen todo el derecho del mundo de cobrar las patentes que consideren necesarias por el uso y distribución de su formato por todo el mundo. Y eso es lo que el Instituto Fraunhofer IIS, junto al fabricante Technicolor, ha venido haciendo durante las últimas décadas. Pero el MP3 ha llegado a su fin, y sus creadores han decidido detener su programa de patentes para dejar paso al AAC, el estándar que sucederá a este formato.

El formato MP3

El problema es que el anuncio de este cese de distribución de las patentes se realizó a través de un comunicado (demasiado) escueto que dejaba en el aire muchas incógnitas. En su breve nota de prensa, el Instituto Fraunhofer IIS se limitaba a decir que a partir del día 23 de abril había decidido poner punto y final a la licencia de patentes MP3. Dado que en la nota se mencionaban las bondades del nuevo formato AAC (mucho más moderno y, en teoría, mejor), muchos pensaron que estábamos ante el anuncio definitivo de la muerte del MP3.

Lo que el Instituto Fraunhofer IIS ha aclarado: el MP3 sigue vivo, no caducará nunca y… todavía quedan patentes

Pero el Instituto Fraunhofer IIS ha publicado una nueva nota de prensa en la que, esta vez de forma bastante más detallada, explica qué significa el fin del programa de patentes del MP3. Bajo una entrada titulada como “Vivito y coleando: el formato MP3, patentes y licencias“, explican que “[el MP3] sigue muy vivo en 2017“, y señalan que “los únicos que podrán decidir la ‘muerte’ del MP3 serán los usuarios, que serán los que en algún momento se podrán plantear pasarse a formatos más actuales tales como, por ejemplo, el de AAC“.

¿Buscas un móvil con radio? Entonces mira estas opciones

Por otra parte, es importante señalar el detalle de que en la nota de prensa se menciona que este anuncio no significa que todas las tecnologías del MP3 hayan pasado a estar libres de patentes. Todavía quedan muchas tecnologías adicionales a este formato por las que se puede solicitar un pago en concepto de patentes, y el organismo recomienda a los fabricantes “consultar su caso antes de implementar el MP3 [en sus dispositivos]”.

Por supuesto, la noticia no se ha librado de críticas. Hay quien dice que al Instituto Fraunhofer IIS no le ha venido nada mal que esta noticia haya estado circulando durante días en la red, ya que le ha permitido transmitir la idea de que un fabricante que quiera lanzar un nuevo dispositivo multimedia deberá pasar sí o sí por caja para abonar las patentes del nuevo formato AAC. Y, en realidad, no es en absoluto así.

Artículo publicado en Computerhoy

Sobre el autor de este artículo

Jakub Motyka

Jakub es un redactor especializado en tecnología.