Tecnología

¿Ha triunfado o no el reloj inteligente Galaxy Gear?

Escrito por Elías Notario

Dos meses después de su lanzamiento llegan los primeros reportes de ventas del Galaxy Gear, los cuales no han aclarado la cuestión de si el dispositivo está funcionando bien en el mercado o no.

Cumplidos dos meses desde su lanzamiento, muchos esperaban con ganas que Samsung diera números de ventas del Galaxy Gear, la apuesta de la marca surcoreana en el sector de los relojes inteligentes. Los mismos han llegado hoy, sin embargo, la respuesta a la pregunta de si el smartwatch ha triunfado continúa sin estar clara ya que hay bastante confusión con las cifras publicadas.

La sucesión de acontecimientos arrancó ayer, cuando BusinessKorea reportó que se habían vendido 50.000 Galaxy Gears con unas ventas diarias de entre 800 y 900 unidades, números muy decepcionantes si tenemos en cuenta que el dispositivo fue lanzado simultáneamente en 58 países.

Pero resulta que pocas horas después de ese primer reporte llegó otro de Reuters justo en la línea contraria. En él, citan directamente a Samsung como fuente, quienes les dijeron que el Galaxy Gear se ha convertido en el smartwatch más popular del mundo, con ventas que han alcanzado las 800.000 unidades.

Y ahí podía haber quedado la cosa, lo que no pasó. En paralelo al informe de Reuters la agencia Yonhap lanzó otro donde, nuevamente citando a Samsung como fuente, parece que hablan de 800.000 unidades enviadas a distribuidores y no vendidas a consumidores finales (la diferencia entre una cosa y la otra es importante porque aunque hayan distribuido 800.000 dispositivos si al final los minoristas no logran venderlos poco importa). Por otro lado también apuntan que el dato de 50.000 unidades vendidas publicado por BusinessKorea se refiere solo a Corea del Sur y no a nivel mundial.

¿800.000 unidades vendidas?

Así que el reporte de los primeros era erróneo y la duda está en si han vendido o distribuido 800.000 Galaxy Gear en dos meses.

Si tenemos en cuenta que Samsung no suele dar datos de ventas a consumidores, el aluvión de palos que le han caído al Galaxy Gear por tratarse de un dispositivo demasiado verde ligado en extremo al smartphone y sólo a los de la compañía, y que ellos mismos reconocieron que al gadget “le falta algo especial”, es más que probable que se hayan vendido bastante menos de 800.000 Galaxy Gear.

El quid de la cuestión está en saber cuantos menos. Si el dato de ventas se encuentra entre el arco de los 100.000-300.000, seguiría siendo un fracaso porque Samsung puso toda la carne en el asador cuando lo lanzó: comercialización simultánea en 58 países, publicidad del invento en todos los canales posibles (incluido televisión) y operadoras -por ejemplo Phones4U en Reino Unido- regalandolos al comprar el Galaxy Note 3 bajo contrato.

Más tarde o más temprano la duda quedarán resuelta. Mientras lo que sí está claro es que Samsung sigue apostando por el Galaxy Gear. Lo demuestra que hayan manifestado su intención de invertir en la interfaz y experiencia de usuario o la promesa de que más dispositivos Samsung funcionarán con el reloj inteligente.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com