Tecnología

‘Guest Blogging’: ¿la próxima técnica SEO penalizable?

blogs
Escrito por Autor Invitado

¿Qué puede no gustarle a Google del ‘guest blogging’? Analizamos esta estrategia enfocada en publicar uno o varios artículos como “artista invitado” dentro de un blog o medio online

No hace mucho Matt Cutts, responsable del equipo Webspam de Google, publicaba en su blog un artículo en el que no sólo no parecía estar muy de acuerdo con la técnica de guest blogging, sino que de hecho recomendaba dejar de hacerlo de inmediato. Muchos responsables SEO que utilizan dicha técnica para conseguir enlaces se pusieron a temblar ante tan directa amenaza, al tiempo que en las redes sociales se generaba un interesante debate sobre qué acciones similares estarían también en el punto de mira del gigante Google.

El guest blogging es una estrategia enfocada en publicar uno o varios artículos como “artista invitado” dentro de un blog o medio online. Es bastante común encontrar este tipo de artículos en blogs enfocados a un nicho muy concreto, en el que aparecer como invitado ayuda a generar una imagen de experto en la temática. Es una buena técnica para trabajar la imagen personal, darse a conocer a los lectores del blog en el que se publica y trabajar la reputación online. De hecho, este artículo no lo estás leyendo en mi blog personal sino en un medio donde se aceptan colaboraciones puntuales. El medio consigue contenidos de calidad y de interés para su audiencia y los autores y empresas colaboradoras consiguen visibilidad ante los lectores del medio. ¿Qué puede no gustarle a Google de esto?

Pero somos responsables SEO, y los ‘SEOs’, ‘SEOs’ son. Como tales, queremos que nuestros proyectos alcancen las primeras posiciones en los resultados de Google cueste lo que cueste. Además, la experiencia nos dice que forzar la máquina puede dar excelentes resultados. ¿Os acordáis cuando las meta keywords eran un factor de posicionamiento? ¿De cómo se sobreoptimizaron? ¿Y de la meta description? ¿O del  número de páginas indexadas sin tener en cuenta la calidad del contenido? ¿El alta en directorios? ¿O el número de enlaces entrantes conseguidos? Son sólo algunos ejemplos de técnicas que, forzadas, conseguían generar muy buenos resultados SEO. Esto es, hasta la siguiente actualización de Google que, en cuestión de minutos, vaticinaba de nuevo que el SEO había muerto (una vez más).

Cada vez que nace una técnica que mejora las posiciones en el buscador hay una tendencia a llevarla hasta el límite. No, no es que a Google le molesten las publicaciones en blogs, lo que le molesta a Matt Cutts y a su equipo es que se utilice de una manera antinatural. Les molesta que hayan aparecido plataformas específicas para intercambiar artículos, que los artículos sean de baja calidad y que lo único que persigan sea conseguir enlaces. Ni autoridad, ni reputación, ni calidad. Hemos pasado de recibir correos para intercambiar enlaces (también llamados spam) a recibir correos en los que nos regalan artículos a cambio de enlaces. ¿Creéis que hay alguna diferencia?

El guest blogging sigue siendo una técnica útil pero hay que saber utilizarla y, después del aviso de nuestro amigo Matt Cutts, más nos vale comenzar a dejar de abusar de ella. Os dejamos una serie de consejos a tener en cuenta para realizar un correcto uso de esta técnica:

  1. No envíes indiscriminadamente emails solicitando publicar artículos.
  2. Encuentra blogs relevantes a los que puedas ofrecer un valor añadido único y de calidad para su audiencia.
  3. Evita plataformas específicas de guest blogging.
  4. Cuanto más fácil te sea publicar en un medio, más peligroso se convertirá con el paso del tiempo el enlace conseguido.
  5. Premia en la selección la visibilidad, la audiencia y el tráfico que tiene el medio por encima del PageRank.
  6. Utiliza la técnica para ganar visibilidad como experto en la materia, no para conseguir el enlace. Ten en cuenta que el guest blogging funciona mejor para trabajar la imagen personal o de marca que como Link Building.
  7. No dupliques tu contenido.
  8. Genera artículos únicos para cada publicación y, por favor, no utilices técnicas de spinning o black hat para “evitar tener que redactar”.
  9. Cuida la calidad del artículo, ortografía, longitud, temática…
  10. Pero por encima de todo: ¡Cúrratelo!
Imagen: Shutterstock

 

El autor de este artículo es Julián Sánchez, head of SEO & Web Analytics de DigitasLBiAlicantino de nacimiento y con un marcado background técnico, fruto de su anterior etapa como programador back y frontend, Julián Sánchez ha dirigido, en los últimos años, su carrera hacia el Marketing Online en Madrid, con especial foco en SEO y Analítica Web. Su expertise y conocimiento en estas áreas le han permitido ganarse la confianza de  clientes como Toprural, Gallina Blanca o L’Oréal Paris España, marcas para las que ha trabajado; y obtener el reconocimiento de varios másters de SEO y Analítica Web con los que colabora como profesor.

 

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado