Tecnología

La guerra de los procesadores móviles de doble núcleo

ARM Cortex A9 procesadores móviles de doble núcleoEl nuevo chip de Broadcom, BCM28150, ya está preparado para competir en el mercao. Pertenece a la nueva generación de procesadores móviles de doble núcleo a 1GHz, que cada vez se implementan más en los smartphones y tabletas. La competencia por ganar este mercado aumenta. En cuanto a la arquitectura, ARM es casi omnipresente mientras que la presencia de Intel es mucho menor.

En el último año han proliferado los chips para móviles. En este mercado, donde antes había pocos actores relevantes, aprovechando la explosión de los procesadores de doble núcleo, nuevos fabricantes se han ido sumando y cada vez existe mayor competencia. La arquitectura predilecta, que integran la mayoría de fabricantes es la de ARM mientras que Intel está desaparecida.

Ante esta perspectiva, Broadcom ha construido su propio dispositivo con procesador de doble núcleo ARM Cortex-A9 a 1,1GHz. Se trata del BCM28150, un system-on-a-chip (SoC), que además del la unidad central de procesamiento incluyen otras características, en este caso, MODEM HSPA+ de 21Mbps y salida HDMI, así como compatibilidad con vídeos 3D y cámara de 12 megapíxeles.

El BCM28150 será presentado en el Mobil World Congress de Barcelona, que se lleva a cabo entre los días 14 y 17 de febrero. El SoC de Broadcom pertenece a la nueva generación de procesadores móviles de doble núcleo que se están implementado en los smartphones y en las tabletas.

La proliferación de procesadores móviles

El BCM28150 de Broadcom no estará solo. Ya existe un buen número de fabricantes que han construido SoC para implementar en smartphones y tabletas. La competencia comienza a ser cada vez más disputada.

El Tegra 250, de Nvidia, fue lanzado en el primer trimestre de 2010 y tiene doble núcleo a 1GHz. Tardó en empezar a implementarse pero ahora ya está presente en un buen número de dispositivos, entre ellos el LG Optimus 2X o el Motorola Droid Bionic.

Sin embargo, donde ha tenido mayor acogida ha sido en el sector de las tabletas, ya que ha sido integrado en el Acer Iconia Tab A500, en el Toshiba Folio 100 e incluso el Motorola Xoom. Nvidia ya tiene prevista la siguiente versión del Tegra 2, que podría llegar pronto y vendrá con doble núcleo a 1,2GHz.

La compañía Texas Instruments también ha creado su propio chipset, basado en el procesador Cortex-A9 de ARM. Este SoC de doble núcleo ha sido bautizado como OMAP 4 y también ha entrado en el mercado de las tabletas, integrándose en el hardware de la PlayBook, fabricada por RIM. La próxima versión, OMAP 5, está prevista para 2012.

No podía faltar en este mercado, la presencia de Qualcomm, con su serie Snapdragon. El modelo MSM8960 también tiene doble núcleo, a 1,2 GHz, y es un serio competidor para el resto de opciones. Samsung también ha construido su propio producto, Orion, que también dispone de un procesador de la misma potencia, basado en ARM Cortex-A9.

El retraso de Intel

Donde no parece que de momento haya competencia es en lo que se refiere a los procesadores propiamente dichos. El modelo Cortex-A9 de ARM es casi omnipresente, mientras que los productos de Intel, tiene mucha menor presencia.

En el último tablet de Dell, el Latitude XT3, sí está presente el Intel Core i5 a 2,5 GHz. Sin embargo, cuando se trata de smartphones el que ha sido durante mucho tiempo – y sigue siendo – líder en el mercado de los procesadores se está quedando atrás.

Está por veer si la alianza con Nokia para desarrollar el sistema MeeGo le abrirá un nuevo mercado a Intel para recuperar terreno. Cabe suponer la compañía intentará que los terminales de su partner, el mayor fabricante de teléfonos del mundo, que funcionen con esta plataforma de código abierto lleven sus procesadores.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano