Tecnología

Grandes inversores de Microsoft presionan para que Bill Gates dimita

Escrito por Elías Notario

Según fuentes cercanas a Microsoft, tres de los 20 principales inversores de la compañía están presionando al consejo de administración para que Bill Gates deje su cargo de presidente de la empresa.

¿Debería Bill Gates abandonar de forma definitiva Microsoft? La pregunta no es nueva, cada cierto tiempo alguien la plantea y da sus argumentos por el sí o por el no. Pero lo que nunca había pasado, al menos que sepamos, es lo que fuentes cercanas a la compañía que Gates fundó hace 38 años acaban de revelar: tres de los 20 principales inversores de Microsoft están presionando al consejo de administración para que Bill Gates deje su cargo de presidente de la empresa.

No ha trascendido quiénes son esos inversores que piden la cabeza del fundador en bandeja de plata. Sin embargo sí que entre los tres poseen más del 5% de las acciones de Microsoft, casi las mismas que tiene Gates el solo (es el mayor accionista individual con un 4,5% de la compañía), y algunas de las razones por las que quieren que éste abandone el puesto que detenta desde que en el 2000 le pasó la batuta de CEO a Steve Ballmer.

Por un lado les preocupa que, desde su puesto de presidente, Gates “bloquee la adopción de nuevas estrategias” y que limite “el poder del nuevo director ejecutivo para hacer cambios sustanciales”, futuro nuevo CEO que Microsoft está buscando ya tras anunciarse que Ballmer dejará de serlo antes de un año.

Por otro, critican que Bill Gates pueda ejercer demasiado poder cuando no debería ser así, ya que su participación diaria en la empresa disminuye como consecuencia del plan que firmó en su día por el cual vende unos 80 millones de acciones de Microsoft cada año.

Una dimisión poco probable

Aunque se le puede atribuir a Bill Gates parte de la culpa del desempeño poco satisfactorio de Microsoft durante la última década (por ejemplo, fue uno de los principales impulsores del fracaso estrepitoso llamado Windows Vista), es poco probable que dimita, por mucho que tres inversores potentes presionen.

Según las mismas fuentes, no hay indicios de que el consejo de administración de Microsoft haya prestado mucha atención a las peticiones de los tres inversores, lo que tiene lógica por tres razones principales: una, Gates continúa siendo un peso pesado, de la tecnología en general y, en particular, dentro de Microsoft al disponer del gran número de acciones al que nos referimos antes; dos, no es el mejor momento para andar cambiando de presidente, bastante tienen ya con seleccionar un nuevo CEO; tres, cuando anunciaron la salida de Ballmer, el consejo dijo que las líneas maestras que este marcó en la estrategia a seguir por la empresa en los próximos años continuarán siendo las mismas, de lo que se deduce que no van a modificar mucho sus planes de futuro haya o no cambio de presidente.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com