Tecnología

¿Cómo se llama tu tele? Las grandes batallas de naming en la industria tecnológica

El nombre sí importa: lo que perdura y lo que muere en el mundo de la tecnología tiene mucho que ver con cómo se llama.

Amigos techies, geeks, aficionados al mundo digital.  La guerra ha estallado. Mientras nos conectábamos como viciosos a las novedades del CES  (para los que estuvierais dormidos o en coma estos días recomiendo el especial de TICbeat), dos poderosos monstruos salían de sus huevos, cual Godzilla y Gamera a punto de despedazarse sobre las costas de Japón.

No me refiero a la lucha entre coreanos y japoneses por el liderazgo en tecnologías domésticas. No me refiero a la lucha entre oriente y Estados Unidos en desarrollo de apps y servicios. Me refiero a cómo puñetas vamos a llamar a la nueva definición para pantallas y TV’s que llega ya a nuestros salones. Lo que en el mundo del marketing se denomina el ‘naming’. Lo que yo describo con un  ‘cómo puñetas se llama’.

Víctor Sánchez del Real (@sanchezdelreal), es el fundador de elocuent.com (@Elocuent1) dedicada a la marca personal, para emprendedores, profesionales y pequeñas empresas.
Más información en su perfil de colaborador.

Además de las excusas que vamos a tener que generar para forzar la sustitución de nuestras casi nuevas HD1080p (niños, jugad un ratito a la pelota en el salón), necesitamos un nombre que permita justificarnos ante conocidos, las redes  -y  en mi caso- esposa. Yo ya tengo la frase “Cariño, ya que los nenes han roto la tele HD –qué disgusto– vamos a tener que comprarnos una y aprovechamos para que sea X”.

Así que voy a centrarme en la X de hoy –cómo llamamos a nuestras nuevas teles– para recuperar las numerosa batallas de denominación que he vivido a lo largo de mi experiencia como early adopter y/o comunicador en tecnología. Ésta incognita del nombre es importante, fuera las bromas, porque mueve a toda la industria no solo hacía ventas más sencillas que fuercen renovaciones en masa, sino porque facilitan la adopción rápida de nuevas tecnologías.

Así que ante la duda de cómo llamo yo personalmente, me ha dado por recordar que esto ya lo he vivido muchas veces.

Esta decisión no es una tontería. En el pasado si un término ha triunfado es porque ha logrado convencer a periodistas y a early adopters, ha pasado el aprobado de los vendedores de grandes superficies y, finalmente, del gran público. Solo así, al final de este duro proceso de selección, ha acabado triunfando como término. Pero también como tecnología.

Podemos trazar una linea muy clara entre gran nombre y gran éxito tecnológico. A modo de ejemplo, las opciones que tenemos ahora mismo para la X son dos: 4k y UltraHD.

  • ‘4k’. Es la más técnica, aunque no entiendo que si hasta ahora seguíamos y nos aprendimos los famosos 720p, 1080p, ahora se ahorren numeritos y en lugar de 4000p, van y lo contraen a 4k. Que queda como pobre. Por otro lado tiene la sonoridad de un número, que siempre queda de maravilla.
  • Ultra HD, o incluso Ultradefinición es, sin duda, una creación de departamento de marketing y comunicación.  A mi personalmente me chirría. Pero abre la solución creativa a un futuro PlusUltraHD, largo, pero sin duda elegante.

Os ahorraré  las batallitas sobre Commodores, Amigas, BBS y otras especies tecnológicas que demuestran mi ancianidad. Pero sí que puedo afirmar que históricamente para las nuevas tecnologías siempre hemos tenido un par de opciones. La técnica y la comercial o marketiniana más relevante. Esta segunda ha dado nombres llenos de X, terminaciones en ‘ON’, prefijos tipo Super o Mega o Tetra y muchas letras dobles para mayor sonoridad.

A mi modo de ver siempre han vencido aquellos nombres que eran al tiempo pronunciables, poco fantasiosos, pero suficientemente impactantes y que -al tiempo- lograban resumir a un tiempo la utilidad que daban y  la justificación de compra. También he aprendido que no triunfan necesariamente los nombres a los que se dedican más notas de prensa, más anuncios, mas posts o más tuits, o logotipos más espectaculares.

Meditando sobre ello me doy cuenta de que ayuda, y mucho, el icono que aparece en el propio equipo apagado o en uso. Cuando el término forma parte de la interfaz del producto tecnológico le da un empujón al término que todos adoptaremos.Por ejemplo el 3G se impuso cuando la gente lo veía al lado de las ‘barritas’ de cobertura. El GPRS tuvo una vida efímera cuando algunos teléfonos ponían ‘GPRS’ en pantalla. Las diapositivas en presentaciones se llaman así porque así se sigue llamando el elemento del menú. Cuando el logotipo de arranque de una tele pone lo que es, una SMARTV, o cuando lleva, en sitio visible una pegatina que pone HD.

Así que os refresco la memoria con algunas batallas célebres de la historia del “naming”.

Grandes batallas del naming en tecnología

  • Disco vs. Disquette
    • Disco le comió las letras que sobraban en Disquette.
    • El triunfo de la brevedad frente a un nombre digamos, de fantasía…
  • Diapo vs. Filminas
    • Batalla librada primero en soporte no digital y que siguió un tiempo en los powerpoints.
    • Diapo derrotó en las presentaciones a ‘filminas’.
    • Los clásicos recordaban cuando las diapositivas se mandaban a preparar a centros fotográficos. Y durante muchos años esas diapositivas se han usado (y sigue sonando) para las pantallas de una presentación.
    • Y aunque no haya que positivar nada en laboratorio, mi powerpoint ultima versión las sigue llamando diapositivas.
  • FM a Frecuencia Modulada
    • En los 80 escuchar a U2 en la radio no pegaba con eso de modulada.
  • BETA vs. BETAMAX
    • BETA ganó los puntos a BETAMAX.
    • Un nuevo caso de ahorro y de vergüenza por usar un nombre tan ‘creativo’.
  • La segunda vs. UHF
    • En España cuando nació la segunda cadena se empezó utilizando el término del tipo de emisión: UHF.
    • La segunda (luego La2) ganó a la UHF por falta de votos.
  • TRINITRON vs. Resto del Mundo
    • Uno de los pocos casos en los que se impuso una marca comercial como genérico
    • TRINITRON  logró que las teles SONY fueran las mejores, punto. Nadie logra recordar la tecnología de las TELEFUNKEN, Sharp , MagnaVox o RCA’s.
  • TDT vs No presentado
    • ‘la TDT’, así escrito, con artículo femenino,  logró imponerse sin rival memorable.
  • Payperview le metió una goleada  (literalmente gracias al fútbol)  a ‘Pago por visión’ o Televisión
  • GSM vs. Telefonía digital
    • La única vez que recuerdo que un nombre elegido por un comité triunfe.
  • 3G Vs.  UMTS
    • Recuerdo las primeras notas de prensa hablando de “internet móvil” y cómo empezó a cuajar solito del UMTS.
    • 3G, que nació sobre todo como artimaña de marketing para diferenciarse de los teléfonos 2G que empezaron a llamarse así cuando ya casi dejaban de ser atractivos.
    • El 2,5 G más conocido por el público como GPRS (lo ponía en pantalla) rompió la norma. Dejó de oírse cuando el texto ‘GPRS’ desapareció de las pantallas y fue sustituido por un circulito (su nombre actual es “no tengo 3G”)
    • Cuando un término cuaja le abre sin problemas el camino a sus hijos: 3,5G, 4G, 4, 5G…. Y lo que venga.
  • HD vs. 720p/180p vs Alta Definición
    • HD venció a ‘alta definición’ y  720p y 1080p, generando cierta confusión todavía a día de hoy con TDT.
    • A mi Alta definición me sonaba al previo a HiFI (high fidelity), adorablemente setentero.
    • HDready acabó aplicándose a 720p solo para dejarlas en mala posición frente a las verdaderas HD.
    • FullHD nació para dejar claro que tu tele 1080 era más HD que la tele 720 del año pasado.
  • Smart TV vs. Enhanced TV
    • El vencedor estaba claro desde el principio. La más lista.
    • También se habló de Internet TV e incluso de TV conectada.
    • En Europa no hemos sufrido la TIVOización que generó cierta confusión.
  • 4k vs. UltraHD
    • Batalla en marcha pero siempre recordaremos que ‘El Hobbit’ se rodó en 4k.

Al final todo una lucha de empresas, técnicos, vendedores, periodistas y usuarios con un solo objetivo. Saber cómo se llama tu tele.

Disclaimer: Vivo y trabajo en España, por lo que si en algún otro país de habla hispana habéis resuelto estas batallas de forma distinta estaré encantado de recogerlas aquí (@sanchezdelreal).

Foto cc untrained eye 

Sobre el autor de este artículo

Víctor Sánchez del Real

Víctor Sánchez del Real (@sanchezdelreal), es el fundador de elocuent.com (@Elocuent1) dedicada a la marca personal, para emprendedores, profesionales y pequeñas empresas.
Periodista que, como consultor y empresario, ha asesorado en los últimos 20 años a grandes marcas y directivos de grandes empresas, así como a políticos, emprendedores y personalidades públicas. Tiene un programa de charlas gratuitas para proyectos sin ánimo de lucro.