Tecnología

Google triplicó su gasto en hacer lobby en Europa en 2014

Google celebra el cumpleaños de la Torre Eiffel
Escrito por Redacción TICbeat

Este incremento coincide con un nuevo giro en la investigación antimonopolio a la que el gigante lleva sometido desde hace cinco años.

En el último año Google ha triplicado el presupuesto que destina a hacer presión política en la Unión Europea.

La cifra, que ya se había multiplicado por tres entre 2010 y 2013, volvió a hacerlo en 2014, cuando se situó entre los 4,2 y los 4,8 millones de dólares. Pese a su significativo incremento, la inversión de Google en hacer lobby en Europa continúa por debajo de la que realiza en Washington, donde solo en los tres primeros meses de 2015 la compañía ya se ha dejado 5 millones de dólares en grupos de presión.

Bits, el blog sobre tecnología del New York Times, se hace eco de estas cifras a partir de datos de un informe de la propia compañía. Éstas llegan tras cinco años de investigación antimonopolio a Google por parte de la Comisión Europea, que, tras diversos tiras y aflojas, ha derivado en un pliego de cargos en el que la UE alega que el gigante tecnológico ha abusado de su posición dominante en los servicios de búsqueda general en Internet. Se estima que el gigante de Internet podría dominar alrededor del 90% de este mercado en Europa, una cuota que sería algo menor, alrededor del 80%, en Estados Unidos, donde Yahoo todavía mantiene más terreno.

Si se comparan estos datos con los que figuran en un informe de la coalición LobbyFacts elaborado en 2014 podrá apreciarse que, según las cifras reflejadas en ellos, solo seis compañías gastarían más que Google en hacer lobby en Bruselas, encabezadas por la tabacalera Philip Morris, ExxonMobil y Microsoft, quien también se las tuvo que ver con los investigadores de la Unión Europea hace unos años, y hubo de comprometerse en 2009 a que garantizaría a los usuarios de sus sistemas operativos la posibilidad de utilizar el navegador web que decidieran.

En cualquier caso, no es seguro que estas cifras se correspondan con el gasto real que Google ejerce en lobbying, ya que en la Unión Europea revelarlos es voluntario, y algunas partidas están exentas de ser públicas.

Los cargos que la Unión Europea presentará en el pliego antes mencionado se centrarán en el supuesto abuso que Google ejerce de la posición dominante con la que su buscador cuenta en el mercado europeo (en el que atesora una cuota de alrededor del 90%) para desfavorecer los resultados de sus competidores en su plataforma en áreas como viajes, compras y mapas.

La investigación de la Comisión Europea, que dura ya cinco años, ha prestado especial atención a cinco áreas concretas: el posible sesgo que Google realiza de sus resultados de búsqueda, la supuesta omisión de contenido de compañías rivales, los presuntos acuerdos con anunciantes para excluir los servicios de la competencia y la firma de contratos con socios y clientes que podrían limitar el uso de otras plataformas.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.