Tecnología

Google Translate ya sabe más de 100 idiomas

Idiomas del mundo

Google Translate ya dispone de 103 idiomas en su plataforma, los cuales cubren el habla del 99% de la población mundial que se conecta a Internet.

En 2006 nacía una nueva forma de entender los idiomas y se derribaban las fronteras tradicionales en el entendimiento humano de las distintas poblaciones del mundo: Google Translate.

El servicio de Larry Page y Sergey Brin no tardó en volverse todo un fenómeno de masas y, lo que empezó como una forma de traducir textos entre el inglés, el árabe y el chino ha ido creciendo hasta convertirse en una plataforma multiidioma capaz de aprender automáticamente de sus propias traducciones y de leer en voz alta cualquier palabra en el idioma que necesitemos.

No en vano, diez años después, Google Translate ya dispone de 103 idiomas en su plataforma, los cuales cubren el habla del 99% de la población mundial que se conecta a Internet. Este hito ha sido posible gracias a la incorporación de 13 nuevos idiomas en las últimas semanas, incluyendo el amárico, kurdo, luxemburgués, gaélico escocés, sindhi o hawaiano. Esta decena de nuevas lenguas aportan otros 120 millones de usuarios potenciales al servicio de traducción más popular del planeta.

Cómo escoge Google Translate los nuevos idiomas a incorporar

Esta progresiva ampliación de la cartera de lenguajes de Google Translate no ha sido aleatoria, sino que la firma tecnológica cuenta con pautas muy claras que establecen los idiomas más susceptibles de ser incorporados a la plataforma, salvo cuando quieren rendir homenaje a Star Wars. En ese sentido, más allá del número de personas que emplean el idioma en cuestión, Google también tiene en cuenta otros factores, como el número de webs en esa lengua que existen en todo el mundo, así como el contenido licenciado para traducir y sentar las bases del algoritmo o, incluso, el número de miembros de la comunidad de desarrolladores y colaboradores de Google que conocen esa lengua.

De hecho, una de las funcionalidades básicas de la web de traducción es que es capaz de aprender de forma automática para mejorar sus resultados. Así, la máquina de Google Translate es capaz de identificar patrones estadísticos a gran escala. En cuanto a la aportación de la comunidad, hasta el momento, más de tres millones de personas han contribuido con aproximadamente 200 millones de palabras traducidas.

Cuáles son los nuevos idiomas que pueden usarse en Google Translate

Entre los últimos idiomas con los que se puede interactuar en Google Translate destacan el amárico (Etiopía), la segunda lengua semítica más hablada después del árabe, o el corso (Isla de Córcega, Francia), el cual está estrechamente relacionado con el italiano y fue el primer idioma de Napoleón.

También es reseñable la posibilidad de traducir textos al frisio (Holanda y Alemania), la lengua materna de más de la mitad de los habitantes de la provincia de Friesland, de los Países Bajos o el Kirguistán (Kirguistán), el lenguaje de la epopeya de Manas, que es 20 veces más larga que la Ilíada y la Odisea juntas.

También puede usarse en Google Translate el hawaiano (Hawai), el cual ha prestado varias palabras al inglés, como el ukelele o el wiki, además del kurdo, el luxemburgués (con el que se completan todos los idiomas del Viejo Continente), el samoano, el gaélico escocés, el shona (Zimbabwe) o el sindhi (India y Pakistán), el idioma nativo de Muhammad Ali Jinnah, el “Padre de la Nación” de Pakistán.

Cierran la lista de recientes inclusiones al servicio el pashto (Afganistán y Pakistán), que se escribe en escritura perso-árabe, y el xhosa (África del Sur), la segunda lengua materna más común en el país después del afrikáans.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Alex Cross

    Hola, Alberto, y perdona si soy purista/perfeccionista, pero por un lado quisiera hacer una pequeña corrección: el idioma que mencionabas al final del artículo es pashto, no hashto; y por otro lado, habría que ver hasta qué punto Google Translate es exacto o acertado en sus traducciones, si a veces falla hasta a la hora de hacer algo tan sencillo como traducir del inglés al español. No sirve de mucho la cantidad sin calidad, ¿no te parece? Saludos.

    • albertoiglesiasfraga

      Buenas Álex, para nada, efectivamente había una errata en la denominación de ese idioma. En cuanto a la calidad de Google Translate, es cierto que comete muchos errores en su forma de traducir, pero eso no es tanto problema de que abarquen mucha cantidad de idiomas sino de las propias limitaciones de una traducción automática. Aunque desde Google están trabajando mucho para que su servicio sea capaz de entender (casi como un humano) la interpretación correcta de cada palabra. Aun así, confiemos en que vayan mejorando sus prestaciones poco a poco.

      Muchas gracias por tu aporte,
      Alberto