Tecnología

Google también tiene un techo de cristal para mujeres, negros, hispanos y asiáticos

Google desarrolla una tableta con capacidades 3D
Escrito por Manuela Astasio

El gigante de Internet hace públicas estadísticas sobre la diversidad de género y racial de su plantilla, y confiesa que no se encuentra satisfecha con éstas.

El colorido gigante Google, materialización de ese sueño americano que, como tantos empezó en un garaje, abanderado de los derechos homosexuales en Sochi, y aficionado a utilizar modelos de todas las razas en sus campañas promocionales, no es tan diverso como le gustaría.

Así lo ha reconocido la propia compañía, que, consciente de la importancia de las minorías y lo políticamente correcto en la sociedad estadounidense, acaba de hacer públicas una serie de estadísticas relativas a la diversidad presente en su plantilla. Éstas demuestran que en el gigante de Internet, además de reflejar las desigualdades presentes en la sociedad norteamericana y occidental, es más difícil para algunos de sus empleados llegar alto.

Los datos hablan por sí solos. Pese a todas las comunidades e iniciativas de convivencia con nativos americanos y filipinos que ha puesto en marcha, los negros, los hispanos y los asiáticos continúan siendo minoría en Google. Eso por no mencionar a las mujeres. Google cumple con ese tópico que afirma que Silicon Valley, pese a su capacidad de innovación en otros terrenos, continúa siendo un patriarcado, en especial, en los mejores despachos

El total de la plantilla de Google se divide en un 70% de hombres y un 30% de mujeres, una proporción desigual y que, sin embargo, empeora cuando solos nos fijamos en los cargos directivos y de liderazgo, en los que hay un 79% de hombres y un 21% de mujeres. Las féminas cuentan con mayor presencia en los puestos sin formación tecnológica, donde ambos sexos están casi empatados con un 48% de mujeres y 52% de hombres.

Con la diversidad étnica sucede lo mismo, aunque algunas etnias salen algo menos perjudicadas que las mujeres en términos globales. El 61% de los trabajadores de Google son blancos, y, en el caso de los puestos de dirección, esta proporción aumenta al 72%. Después, la etnia que mayor presencia tiene en las filas de la compañía, es la asiática, con un 30% de empleados y un 23% de puestos directivos. Los peor parados son los negros; un 2% en ambos casos.

“Todavía no estamos donde nos gustaría estar en lo que se refiere a la diversidad”, indican desde Google. “Es difícil asumir este tipo de retos si no estás dispuesto a afrontarlos abiertamente y con los datos. Todos nuestros esfuerzos, incluida la publicación de estas cifras, se encaminan ahora a reclutar y desarrollar la plantilla más talentosa y diversa del grupo”, han asegurado.

El pasado mes de marzo la plataforma feminista SPARK hizo público un estudio en el que desvelaba que el 83% de los doodles que Google usa para conmemorar alguna efeméride o fecha especial están dedicados a hombres, de los cuales el 62% son de raza blanca. Estos datos sacaron a la palestra una falta de diversidad que ahora ha reconocido el propio equipo de Google quien, por cierto, ha publicado varios doodle dedicados a mujeres en los últimos meses, como el de la matemática María Gaetana de Agnesi.

Sobre el autor de este artículo

Manuela Astasio

Soy una periodista especializada en nada, que ha pasado por Deportes, Agroalimentación, Cultura y por la delegación de Efe en México DF. Ahora me toca hablar de nuevas tecnologías y redes sociales, cosa que hago con mucho gusto y un poco de cinismo.