Tecnología

Google también se salta la privacidad de Explorer

Google privacidad Microsoft Internet Explorer SafariSegún ha explicado el vicepresidente corporativo de Internet Explorer, Dean Hachamovitch, Google se salta la privacidad establecida por defecto en el navegador de la compañía e instala cookies que monitorizan a los usuarios. El buscador se ha defendido acusando a Microsoft de utilizar un sistema poco práctico.

En verano del año pasado, ambas compañías cruzaron acusaciones en diversas ocasiones por temas relacionados con las patentes. Sin embargo, en este caso las críticas tienen que ver con el rastreo que hace Google de la navegación de los usuarios.

El caso fue descubierto por un investigador de Stanford, que observó que el buscador se saltaba algunas de las opciones de privacidad de Safari, el navegador de Apple. Poco después, Google deshabilitó el código y aseguró que no había almacenado información personal.

No obstante, a raíz de esto, en Microsoft decidieron investigar si ocurría lo mismo con Internet Explorer, según explicó Hachamovitch en el blog de la compañía. Al hacerlo, descubrieron que Google también se salta las protecciones de privacidad establecidas por defecto en su navegador.

Los métodos utilizados no son los mismos, aunque son “similares”. Así, el buscador se salta el protocolo de protección P3P, presente en Internet Explorer y recomendado por la W3C desde el año 2002.

Internet Explorer bloquea las cookies de terceros por defecto a menos que el sitio visitado presente una declaración P3P en la que indiquen cómo va a utilizar la web este archivo. Y entre estos usos no puede estar la monitorización del usuario. Sin embargo, la política de Google hace que el navegador acepte sus cookies, a pesar de que no se explica cuál será su uso.

Por lo tanto, Microsoft recomienda a los usuarios que quieran protegerse de la “elusión” de Google que activen Tracking Protection, una herramienta alternativa.

Tecnología poco práctica

Por su parte, el buscador se ha defendido con un comunicado, recogido por The Verge, en el que recuerda que la tecnología P3P existe desde 2002 y que es “ampliamente no operacional”.

“Es muy sabido –incluso por Microsoft– que no es práctico cumplir con la petición de Microsoft mientras se proporciona una funcionalidad web moderna”, aseguran.

Asimismo, Google ha recordado que hay más de 11.000 páginas que no utilizan políticas P3P válidas, según un informe publicado en 2010. De hecho, aseguraron que compañías como Facebook y Amazon utilizan un sistema de elusión de P3P similar.

En concreto, la red social considera que el W3C “dejó de trabajar con este estándar hace varios años porque la mayoría de los navegadores actuales no admiten plenamente la P3P”. En consecuencia, continúan, “el estándar P3P ha caducado y no refleja las tecnologías que están actualmente en uso en la web, de modo que los sitios web actualmente no tienen políticas P3P”.

Sobre el autor de este artículo

Guillermo del Palacio