Tecnología

Google sigue suspendiendo en diversidad, pese a las mejoras

Las filas de Google no alcanzan la diversidad que refleja la población

Las filas de Google no alcanzan la diversidad de raza y género que refleja la población: en las entrañas de la tecnológica los varones blancos están sobrerrepresentados con respecto a la sociedad, mientras que existe infrarrepresentación de mujeres y personas latinas, negras o afroamericanas.

Al igual que Facebook, Twitter y muchas otras compañías de Silicon Valley, Google hace pequeños progresos en su diversidad de género y raza, una problemática que atañe al mundo entero y que está especialmente acusada en las grandes compañías tecnológicas de Estados Unidos, todas inclinadas todavía a la sobrerrepresentación profesional de los hombres de raza blanca y asiática.

Este fenómeno es un lastre del sector TIC -en la que solamente despuntan hacia el aprobado compañías como Intel– y un ejemplo de , de hecho, además de la brecha de género o del techo de cristal, las mujeres en Silicon Valley están todavía menos representadas que en el resto de empresas. No es la primera vez que se acusa a Google de pagar menos a las mujeres por el mismo trabajo, algo a lo que la organización respondió publicando sus métodos de pago. Además, más de 8 de cada 10 tecnológicas carecen de planes formales de diversidad.

¿Cómo puede la digitalización reducir la brecha de género de las empresas?

Ahora, el informe oficial publicado por los de Mountain View refleja tímidos avances, aunque el panorama sigue resultando desalentador. Tal y como reflejan los resultados, 7 de cada 10 empleados (69%) de la compañía son hombres frente al 31% de mujeres. Google también anunciaba la contratación de Danielle Brown como la nueva vicepresidenta de diversidad y encargada a partir de ahora de la estrategia de inclusión.

En cuanto a la diversidad etnia, la brecha es todavía mayor que en cuanto al género, ya que asiáticos (35%) y blancos (56%) se hacen con la mayor parte de puestos de la compañía, frente a unas cifras residuales del 2% para las personas de raza negra o afroamericana, un 4% de latinos e hispanos, entre otros bajos porcentajes. Este año ha resaltado la importancia del mexicano Alberto Villarreal, diseñador del dispositivo Google Pixel. Los latinos han crecido este año un punto porcentual tanto en el volumen total de puestos directivos como en la cúpula directiva.

Hace dos años, ya apuntábamos a la agridulce lentitud de Google en este proceso por la diversidad. Por aquel entonces, la proporción global de empleados por géneros era del 60% de hombres y 30% de mujeres. En cuanto a la diversidad étnica las cifras apuntaban a un 60% de blancos, 31% de asiáticos, 2% de afroamericanos y un 1% de hispanos. 

 

Resultados de Google sobre diversidad

 

Imagen | Ben Nutall

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • zarrapaztrozo

    A caso es raro en una empresa norte americana, donde predomina el ser humano caucásico que la mayoría sean hombres blancos? A caso extraña a alguien que en un sector que mayoritariamente masculino (que alguien se pase por una facultad de ingeniería informática y cuente cuantos hombres hay por cada mujer estudiando ahí) los empleados sean en su mayoría hombres (por cierto, 60% + 30% no suma 100%, ejem, a no ser que se considere en el 10% restante a transexuales o robots).

    Qué pasa? Que si van tres personas a una entrevista, un hombre blanco, una mujer y un hombre afroamericano o latino, tienen que escoger a los dos últimos por ser minoría en la empresa? Es culpa del hombre blanco ser blanco? O se debe escoger por preparación, y simplemente, como es normal, salen unos porcentajes poco equilibrados?

    Reflexionemos un poquito antes de pedir “igualdad” EN TODO, porque esa igualdad que pueden reclamar unos, puede ser una desigualdad para otros.