Tecnología

Google declina la acusación de Bruselas de abuso de posición dominante con Android

Google declina las acusaciones de Bruselas que acusan a Android de posición dominante en el mercado

A falta de un día para que se cumpla el plazo para dar respuesta al Pliego de Cargos de la Comisión Europea en el caso de Android, Google ha emitido un comunicado oficial para rechazar las acusaciones de Bruselas de “abuso de posición dominante” con el sistema operativo Android.

Google y Bruselas suman ya siete años de litigios y, a día de hoy, tienen tres causas abiertas: Google Shopping, publicidad y Ad Sense y posición dominante en el ecosistema Android, el sistema operativo gratuito y de código abierto lanzado en 2007. Con respecto a este último caso, Google ha rechazado la acusación europea a través del envío de un comunicado oficial que destaca que precisamente, Android fomenta la competencia y no obliga a los fabricantes a incorporar aplicaciones predeterminadas en sus dispositivos móviles.

Bruselas propone una nueva `tasa Google´ en torno a los derechos de autor

El pasado mes de abril, la Comisión Europea envió un Pliego de Cargos, presentando sus preocupaciones sobre la gestión de compatibilidad de Android y la distribución de nuestras propias aplicaciones. Hoy, Kent Walker, vicepresidente senior y General Counsel de Google apuntaba que el ecosistema de Android equilibra cuidadosamente los intereses de usuarios, desarrolladores, fabricantes de hardware y operadoras de redes móviles, subrayando que no solamente no causa daños a la competencia, sino que la mejora.

“En la actualidad, más de 24.000 dispositivos de más de 1.300 marcas se encuentran equipados con Android. Asimismo, desarrolladores europeos pueden distribuir sus apps a más de mil millones de personas en todo el mundo. Android no es un callejón estrecho de un único sentido, sino una vía amplia y dinámica que ofrece una gran capacidad de elección”.

Android, un sistema saludable para los desarrolladores

Desde Google hacen hincapié en varios puntos fundamentales. En primer lugar, rebaten el argumento de Bruselas de que Android no compite con Apple, ya que el 89% de los encuestados para el estudio de mercado hecho por la Comisión confirmó que Android y Apple compiten. Por otra parte, advierten sobre los peligros que supone la fragmentación del ecosistema móvil. Los desarrolladores -unos 1.3 millones en Europa en 2015- necesitan un marco estable y consistente para hacer su trabajo.

Así, Kent Walker defiende la libertad que Google ofrece a los fabricantes de teléfonos mediante los acuerdos y reglas de compatibilidad, sumamente útiles para que los desarrolladores no sufran molestuas ni gastos para crear múltiples versiones de las aplicaciones debido a la fragmentación. La propuesta de Bruselas podría empeorar la fragmentación.

“La Comisión también se cuestiona nuestra forma de suministro de algunas apps como parte de un paquete de aplicaciones. Ningún fabricante está obligado a preinstalar ninguna aplicación de Google en un teléfono Android. Sin embargo, sí ofrecemos a los fabricantes un paquete de aplicaciones para que cuando adquieras un nuevo teléfono, tengas acceso a un conjunto de servicios básicos conocidos”, apunta Walker.

Google Map Maker desaparecerá en marzo de 2017

En este sentido, en el comunicado recalcan que los competidores de Android, como el iPhone de Apple y el teléfono Windows de Microsoft, no sólo hacen lo mismo sino que brindan muchas menos opciones en las aplicaciones que vienen preinstaladas en los dispositivos. En Android, las apps de Google representan habitualmente menos de un tercio de las apps precargadas en el dispositivo, además de que los usuarios pueden eliminar cualquiera cuando lo deseen, así como descargar las que quieran. De hecho, un usuario medio de Android en Europa descarga unas 50 apps adicionales en sus dispositivos.

Hablando de las aplicaciones preinstaladas, una prueba de al inexistencia de restricciones es “que las apps que ofrecen prestaciones similares han sido descargadas 15.000 millones de veces desde 2011”, y entre las preinstaladas, algunas cosechan gran éxito mientras que otras caen en el olvido o son relegadas al desuso frente a éxitos rotundos como Snapchat o Spotify,

Para finalizar, desde Google destacan que la distribución de productos como Google Search en combinación con Google Play permite a la tecnológica ofrecer todo el paquete de aplicaciones de forma gratuita, en vez de –por ejemplo– cobrar una tarifa de licencia por adelantado. Se trata de una solución muy eficiente para todos, ya que reduce el precio para los fabricantes de teléfonos y para los consumidores.

“El punto de vista de la Comisión Europea podría afectar al equilibrio entre las necesidades de usuarios y desarrolladores y enviar una señal involuntaria para favorecer a las plataformas cerradas frente a las plataformas abiertas. Esto significaría menos innovación, menos alternativas, menos competencia y unos precios más altos. Ese no sería un mal resultado para nosotros. Sería un resultado negativo para desarrolladores, para fabricantes de teléfonos, para operadores y, lo más importante, para los consumidores” finalizaba el comunicado de Google.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.