Tecnología

Google recurrirá al Supremo francés la sentencia del derecho al olvido

google amp

Google ha tomado la decisión de recurrir al Tribunal Supremo de Justicia Francés la resolución de la Agencia de Protección de Datos Francesa (CNIL) , que ordena la retirada de los enlaces del buscador a nivel global.

El pasado mes de marzo, la Agencia de protección de datos francesa (CNIL) ordenó que su interpretación de la ley francesa en materia de protección del derecho al olvido debía aplicarse no solo en Francia, sino en todos los países del mundo. Ahora Google remarca que se trata de una empresa global que respeta las diferencias entre países, y que Francia no puede imponer su normativa al resto de países dado que tienen marcos legales diferentes.

La UE multaría a Google con 3.000 millones de euros

En un comunicado oficial publicado en su blog para Europa, Google esgrime los motivos de su oposición a la postura de la CNIL. Como explica en el artículo Kent Waler, el derecho al olvido permite a los europeos eliminar algunos de los enlaces que ofrecen los motores de búsqueda al realizar una búsqueda por el nombre de una persona, incluso cuando dichos enlaces hacen referencia a información veraz y legítima, como pueden ser artículos periodísticos o páginas oficiales de las instituciones. A lo que el buscador se niega es a aplicar la interpretación francesa de la ley en todas las versiones de Google Search a nivel mundial. 

Google y el derecho al olvido

Francia sancionó a Google por incumplir el derecho al olvido, o lo que es lo mismo. el derecho a ser eliminado de los resultados de una búsqueda, una sentencia histórica dictada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en 2014. Tras ella, la compañía cumplió con la sentencia en todos los países de la Unión Europea. “A día de hoy, hemos revisado cerca de un millón y medio de páginas web en Europa y eliminado alrededor de un 40% de los resultados obtenidos. Tan solo en Francia, hemos revisado unas 300.000 páginas web y eliminado casi un 50%”, asegura el responsable de Google.

Por su parte, el buscador decidió también restringir el acceso a los enlaces eliminados en todos los servicios de Google Search visibles desde el país de la persona que realiza la búsqueda. “Esto significa que si detectamos que estás en Francia y haces una búsqueda de alguien que ha eliminado un enlace amparado por el derecho al olvido, no podrás ver dicho enlace en Google Search, independientemente del dominio que estés empleando; aunque cualquiera que se encuentre fuera de la Unión Europea, donde no existen leyes de derecho al olvido, seguirá viendo el enlace cuando realice la misma búsqueda desde dominios no europeos”, apunta Walker.

Google se opone a la última orden de la CNIL que exige al buscador aplicar la interpretación de la ley francesa en todas las versiones de Google Search a nivel mundial. Según Walker, esto significaría eliminar enlaces a contenido en dominios de países como Australia (google.com.au) , Zambia (google.co.zm) o EE.UU (google.com). Así, hoy la compañía ha presentado ante el Tribunal Supremo Administrativo de Francia, el Conseil d’Etat, un recurso de apelación contra la orden dictada por la CNIL, aguardando que se mantengan los derechos de los ciudadanos de todo el mundo a acceder a información legal.

Google Chrome ya es el navegador hegemónico de Internet

El responsable de Google reflexiona así: “Cumplimos con las leyes de los países en los que operamos, pero si la ley francesa pasa a ser aplicable a nivel mundial, ¿cuánto tardarían otros países –quizá no tan abiertos y democráticos- en empezar a exigir que sus leyes en materia de regulación de la información tengan un alcance global? Esta orden puede llevar a una carrera hacia el abismo a nivel mundial, lo cual perjudicaría el acceso a una información que es perfectamente legítima en el país de cada uno“. 

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.