Tecnología

Google reclama 100.000 euros por publicidad a un youtuber de doce años

Google reclama 100.000 a un youtuber de doce años que encargó la publicidad por error

La multinacional tecnológica ha cargado en la cuenta de un niño de Torrevieja de 12 años de edad la vertiginosa cifra de 100.000 euros en concepto de publicidad mediante Adwords, su plataforma de anuncios.

La relación entre niños y tecnología no está exenta de peligros, riesgos y sorpresas. Si existen ocasiones en que los más pequeños son capaces de convertirse en hackers y detectar errores en las redes sociales, en otras las plataformas más famosas pueden jugarles una mala pasada.

Una madre de Torrevieja, en Alicante, ha visto cómo Google, mediante su plataforma de publicidad Google Adwords, ha cargado en la cuenta de ahorro de su hijo de 12 años, más de 100.000 euros por anuncios en su página web.

Niños y redes sociales: vulnerables porque confían en ellas

El joven, junto con un amigo tres años mayor que él, aspiraba a convertirse en un fenómeno de Youtube y atesorar miles de seguidores, por lo que decidió abrir una cuenta con la intención de que Google le pagara por los contenidos que iba a publicar, pero por error abrió la cuenta en AdWords.

Su madre, en declaraciones a La opinión de Málaga, ha explicado que no entiende cómo un menor de edad ha podido contratar un servicio de publicidad sin que la empresa verifique los datos suministrados, ni la identidad del usuario.

El aspirante a youtuber facilitó su número de cuenta de ahorro con el fin que la multinacional le realizara los supuestos ingresos pertinentes por los contenidos que generaba. Tiempo después, el banco alertó a su madre del niño de que habían comenzado a llegarle cargos emitidos por Google Irlanda, sede europea de la multinacional. Los cargos por importes que iban desde los 50 euros hasta los 78.000 del pasado 26 de septiembre.

Según cuenta su madre, fantaseaba con comprar un “montón de cosas con el dinero que iba a ganar” gracias a esta plataforma, e incluso figuraba entre sus deseos la adquisición de una mansión.

La rudimentaria web no levantó las sospechas de Google

El niño había recibido alertas a su móvil, pero los había interpretado como información de pago. Ahora, en apenas un mes, la familia, que ya se encuentra en manos de un abogado especializado, desactivó la cuenta creada por su hijo y no comprende cómo la página web rudimentaria, creada por su hijo con un dominio y un servidor gratis no levantó las sospechas de la tecnológica, que siguió cargando cuantiosas cantidades mediante Adwords a la plataforma bancaria.

Aunque los contenidos del dominio empleado por el joven ya hayan sido eliminados y la cuenta de AdWords haya sido desactivada, el asunto es grave y puede desembocar en responsabilidades derivadas, tal y como informó un informático a la familia. 

[Ampliación de la noticia]

Finalmente, y después del revuelo generado ante la reclamación de 100.000 euros por parte de Google, la tecnológica ha analizado el caso y ha informado que no cobrará nada a la familia del pequeño aspirante a youtuber. “Hemos analizado este caso y no hemos recibido dinero por parte de este usuario. Vamos a proceder a cancelar el saldo pendiente de AdWords”, explica Google en un comunicado.

“Muchos servicios online, incluyendo Google AdWords, tienen restricciones de uso por edad. Sabemos lo importante que es mantener el entorno de la familia seguro en internet, por eso los padres pueden encontrar información sobre cómo hacerlo en el Centro de Seguridad Familiar de Google”, ha puntualizado la empresa.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.