Tecnología

Google quiere añadir conexión WiFi a su servicio de fibrá óptica Fiber

Google quiere añadir conexión WiFi a su servicio de fibrá óptica Fiber
Escrito por Redacción TICbeat

Con la vista fija en el mercado móvil, la compañía incorporaría, así, nuevas fases de la cadena de valor a su abanico de servicios.

Google está dando nuevos pasos hacia la integración vertical de los servicios de Internet. Tras iniciar su propia red de fibra óptica en Estados Unidos, Google Fiber, la compañía parece prepararse ahora para ampliar sus servicios al WiFi y la telefonía móvil.

Google Fiber ya está disponible en Kansas City (Misuri) y Provo (Utah), y se prepara ahora para implantarse, en 2015, en ciudades como Phoenix (Arizona), San José (California) y San Antonio (Texas). Según publica Computer World, en una circular enviada a las 34 ciudades candidatas a formar parte de Google Fiber en 2015, el gigante de Internet “analizará con cada ciudad sus planes de WiFi y requisitos” para pasar a formar parte de este proceso.

Google ha confirmado sus aspiraciones WiFi, aunque no ha corroborado la existencia de ninguna hoja de ruta concreta. Una portavoz de la compañía ha señalado que a Google le encantaría proporcionar una red de Wifi a todas las ciudades que forman o entrarán a formar parte de Google Fibers, pero que, de momento, no existen “planes específicos” que puedan anunciarse.

En la circular, Google solicita a las ciudades candidatas una serie de datos que pueden facilitarles hasta el próximo 1 de mayo. Google Fiber comenzó como un proyecto experimental en 2011, pero nuevas ciudades no tardaron en unirse al proyecto, que sigue ampliando sus horizontes.

Actualmente, el abanico de servicios de Google Fiber incluye un servicio de “Internet básica” sin coste alguno, una conexión de un gigabit por segundo que cuesta 70 dólares (50 euros) al mes y un paquete con más de 200 canales de televisión cuya cuota mensual asciende a 120 dólares (86 euros) mensuales. Los costes de instalación oscilan entre los 0 y los 300 dólares (unos 216 euros).

Si la compañía ampliase sus servicios al WiFi, la conexión ultrarrápida de Google Fiber cubriría, ahora, los vecindarios enteros, pues cualquier vecino podría utilizar su smartphone para conectarse a la red y disfrutar de actividades que requieren de banda ancha, como la reproducción de vídeo en streaming.

El mercado móvil es, desde hace tiempo, uno de los grandes objetivos de Google. Con esta ampliación de Google Fiber, además, la compañía se está posicionando en distintas fases de la cadena de valor de Internet en Estados Unidos, desde los servicios online como la búsqueda y la publicidad hasta la infraestructura necesaria para acceder a ellos.

Foto cc: pasa47

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.