Tecnología

Google publica un código de buenas prácticas para sus gafas inteligentes Glass

glass2-1
Escrito por Redacción TICbeat

No usarlas para leer ‘Guerra y Paz’ ni para practicar deporte acuático y ser educado y respetuoso con la curiosidad ajena son algunos de sus consejos.

Consciente de la labor de “evangelización” que aún necesita realizar con las Glass, Google acaba de publicar una especie de código de buenas prácticas, dirigido a su comunidad de “explorers”, aquellos usuarios que están siendo los primeros en probar las nuevas gafas inteligentes.

En este manual de instrucciones, el equipo responsable de las Glass ofrece a sus probadores lo que en inglés se conoce como una lista de do’s & don’ts; es decir, cosas que deben hacer y cosas que no deben hacer con sus gafas inteligentes.

¿Qué se debe hacer con las Glass puestas?

En primer lugar, Google recuerda a sus “explorers” que el objetivo de las Glass no es el de funcionar como un smartphone, que abstraiga a sus usuarios y los aísle del mundo exterior, sino el de convertirse en un dispositivo “invisible”, por así decirlo, que sirva a quienes lo utilizan para interactuar con el entorno que les rodea. Así que les sugiere que levanten la vista y miren alrededor.

Por otra parte, y para ayudarles en esta tarea, el gigante de Internet recuerda a su comunidad de usuarios que aprovechen el potencial de los comandos de voz para aplicar el uso de las Glass a toda suerte de tareas diarias que suelen tener nuestras manos ocupadas: por ejemplo, la búsqueda de una receta mientras se cocina.

¿Qué no se debe hacer con las Glass puestas?

Leer Guerra y Paz. O, en su defecto, cualquier otro novelón de Tolstói o de Dostoievski. El equipo de Google recuerda que las Glass están diseñadas para lo que están diseñadas. Y que, entre dichas tareas, no se encuentra la de procesar grandes cantidades de texto. “Si pasas mucho rato con la vista puesta en el cristal de las Glass, acabarás por tener un aspecto raro para los que te rodean”, advierten sus responsables.

El equipo también pide un poco de sentido común a los usuarios, a los que recomienda no llevar las Glass mientras practiquen deportes de riesgos como el esquí acuático, si no quieren que se rompan.

Asimismo, Google recuerda que llevar las Glass y pasar inadvertido resulta muy difícil, así que aconseja a quienes no deseen miradas ni interrupciones de terceros que se las quiten. Y aquí viene aquello en lo que más insiste Google es en lo que más contribuye a esa labor de evangelización de la que hablábamos antes: el propietario de las Glass tiene que ser un buen ejemplo de buenas formas, respeto y educación hacia los que le rodean. Deberá apagar sus gafas en todas aquellas circunstancias en las que apagaría su móvil, pedir permiso antes de tomar una fotografía o de grabar un vídeo y, sobre todo, mostrarse amable y atento con aquellos que le pregunten dudas sobre el dispositivo. Esto, advierte Google, le sucederá constantemente.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.