Tecnología

Google podría enfrentarse a una multa de 4.600 millones de euros de la Comisión Europea

google
Escrito por Redacción TICbeat

El comisario de Competencia, Joaquín Almunia, declara un drástico cambio de postura respecto a la propuesta antimonopolio del gigante de Internet.

La Comisión Europea acaba de dar un giro de 180 grados en su postura respecto al acuerdo antimonopolio que debería establecer con Google. El comisario de Competencia, el español Joaquín Almunia, ha anunciado que, si el gigante de Internet no cambia su propuesta de pacto, podría enfrentarse a una multa de un 10% de sus ingresos globales. O, lo que es lo mismo, de 6.000 millones de dólares (más de 4.600 millones de euros).

Según publica The Guardian, Almunia se pronunció así ayer ante el Parlamento Europeo, en el que adelantó que, si no se alcanza un acuerdo con la gran compañía, ésta se enfrentará a un pliego de cargos, el requisito previo a la imposición de una sanción administrativa.

Es un cambio de actitud drástico respecto al Almunia que, hace unos meses, aceptó provisionalmente la tercera propuesta de Google porque mejoraba, según dijo, sensiblemente las anteriores. El político español declaró entonces al diario EL PAÍS que dicha proposición contaba con “unas bases muy sólidas”. Agregó, después, que alargar las negociaciones podría conllevar “mucho tiempo y mucha incertidumbre”.

Sin embargo, al conocer la noticia, los consumidores y los editores europeos pidieron a la Comisión Europea que rechazara una propuesta que, a su juicio, resultaba muy “imperfecta”. Las intenciones de Almunia chocaron también con la oposición frontal de grupos de presión, de otros comisarios y de políticos de países con tanto peso en la Unión Europea como Alemania y Francia. En septiembre la CE anunció que aplazaba el acuerdo.

Una multa superior a la de Microsoft

El caso se remonta a 2010, cuando Google comenzó a ser investigada por la CE, después de que un grupo de empresas, entre ellas Microsoft, la denunciara por abuso de posición dominante en el mercado de los motores búsquedas europeo, en el que ocupa una cuota del 90%. Google haría prevalecer su posición mediante la forma en la que muestra sus resultados de búsqueda, y ése habría sido el objeto de sus propuestas de acuerdo: modificar la presentación de sus resultados para mostrar los de sus competidores en condiciones más parecidas a los de sus propios servicios.

Precisamente, Microsoft salió ayer de los labios de Almunia, cuando el comisario dijo ante el Parlamento Europeo que esta empresa había sido sometida a una investigación de la CE durante 16 años, un plazo que multiplica por cuatro, subrayó, el de Google. Y, según el político, “hay muchos más problemas con Google que los que había con Microsoft”. Si no se consigue un pacto, Google se enfrentará a una multa mucho mayor a la que entonces asumió la compañía de Redmond, que fue de 2.200 millones de euros.

No obstante, Almunia ha señalado que este cambio de posición se debe al hallazgo de nuevas evidencias acerca del impacto que la última propuesta de Google seguiría teniendo en la actividad de sus competidores. Además, anunció la posibilidad de la apertura de dos nuevas investigaciones: una sobre la supuesta posición preferente de su buscador en Android, el sistema operativo con mayor presencia en los smartphones europeos, y otra acerca la posible desviación de tráfico web a servicios de Google que en realidad no son servicios de búsqueda, como YouTube.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.