Tecnología

Google lanza Helpouts, servicio para dar y recibir ayuda a través de videoconferencia

Escrito por Elías Notario

Google acaba de lanzar Helpouts, un nuevo servicio que conecta vía videoconferencias a personas en busca de determinados conocimientos con aquellos expertos que pueden proporcionárselos, quienes además pueden ganar dinero

Por el mes de agosto conocimos de su existencia y ahora Google lanza de forma oficial Helpouts, un nuevo servicio con el que según sus propias palabras pretende “ayudar a la gente a que ayuden a otra gente. Queremos utilizar la comodidad y eficiencia de la web para que cualquiera, sin importar dónde esté o qué hora sea, conecte fácilmente con alguien que le pueda ayudar”. Es decir, que estamos ante una plataforma de aprendizaje electrónico que conecta mediante videoconferencia a personas en busca de determinados conocimientos con aquellos que pueden proporcionárselos.

El concepto no es nuevo, ya hay bastantes servicios que pivotan en torno a la idea de aprendizaje entre personas a través de vídeo en directo. Pero no por ello Helpouts es menos importante ya que incorpora elementos diferenciadores interesantes siendo uno el más relevante: permite ganar dinero (y a cambio Google se queda con un 20% de lo facturado). Veámoslo con un ejemplo:

Pepe es experto en WordPress y quiere ganarse unos euros, así que crea un nuevo Helpout en la categoría “Computadoras y electrónica”, en la descripción del mismo explica lo que ofrece (ayuda para resolver soluciones técnicas relacionadas con WordPress) y elige cobrar por minuto 0,50 €. Al poco Juan entra al servicio en busca de ayuda para solucionar un problema que tiene con su ecommerce montado sobre WordPress y da con el Helpout de Pepe. Listo, Juan entra al Helpout y Pepe le soluciona las dudas relacionadas con su problema en 15 minutos, lo que le cuesta 7,50 € de los cuales un 20% marchan a Google.

Sí, cobrar por minutos. Esa es una de las grandes bazas de Helpouts, la versatilidad en las fórmulas que ofrece a los “proveedores de ayuda” para ganar dinero que van desde lo que hemos visto, cobrar por minutos, hasta facturar una cantidad fija. También la flexibilidad de horarios gracias a la que los proveedores pueden ofertar Helpouts a los que conectar en cualquier momento, en el concreto que decidan o permitir que el usuario elija cuándo le viene bien.

Además ponen a disposición de los usuarios otras herramientas y características. Por ejemplo, poder compartir la pantalla del ordenador, editar presentaciones de forma colaborativa, grabar los Helpouts o tomar fotos durante los mismos.

 

Quiero participar

De momento sólo hay versión en inglés por lo que aunque todos los Helpouts, gratis y de pago, están accesibles a cualquiera la oferta en la lengua de Cervantes brilla por su ausencia. Por otro lado si lo que quieres es impartir Helpouts, la cosa se complica.

Google ha lanzado el servicio en colaboración con “una amplia variedad de proveedores” entre los que hay grandes, medianas y pequeñas empresas así como particulares que fueron investigados por la compañía para determinar si encajaban o no en el sitio (si tenían las titulaciones y conocimientos que decían, si estos entraban en alguna categoría del servicio, etc).

O sea, que aquí el modelo en el caso de proveedores no es abierto del todo y el que quiera impartir Helpouts antes deberá superar el escrutinio de Google. El primer paso es solicitar un código de invitación en la web habilitada con tal fin, tras lo que imaginamos Google contactará y comenzará el proceso de selección (sobre el que no dan ninguna información).

Futuro prometedor

El movimiento es más importante de lo que parece ya que con él Google se ha metido de cabeza en el mercado del aprendizaje. No se trata de un experimento, es una apuesta seria. Desde la firma lo dejan claro: “Hoy sólo es el comienzo. Estamos empezando con pocas y pequeñas categorías. El número de personas que dan ayuda en Helpouts y el tipo de ayuda disponible crecerá con el tiempo […]. Esperamos que la eficiencia, conveniencia y el alcance mundial de Helpouts hagan la vida más fácil en el largo plazo”.

Google puede lograrlo. Dispone de la infraestructura y experiencia necesaria para soportar e impulsar un servicio de estas características, por lo que luchará a brazo partido ya que sus responsables saben que hay mucho dinero en juego.

El modelo es factible. El tiempo dirá si son capaces a conseguir que el desempeño técnico del sitio sea óptimo en cualquier plataforma y con grandes volúmenes de usuarios, que no se llene de material de mala calidad y si los proveedores de conocimiento ven aceptable o excesiva la comisión del 20%.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com