Tecnología Wearables

Las Google Glass están muy vivas

google-glass
Escrito por Elías Notario

Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google, ha saltado a la palestra para desterrar las especulaciones sobre el hipotético abandono del desarrollo de las Google Glass

Se acabaron las especulaciones sobre el hipotético abandono del desarrollo de las Google Glass por parte de la compañía. Y es que en las últimas horas Eric Schmidt, quien fuera CEO de Google y hoy ostenta el cargo de presidente ejecutivo, ha saltado a la palestra para lanzar un claro mensaje: que el proyecto sigue muy vivo.

Para los que andéis un poco perdidos, a principios de año Google canceló el programa Glass Explorer, lo que a efectos prácticos supuso la finalización de la comercialización del aparato, y lo desvincularon de la “división de experimentos” (la conocida como Google X) convirtiéndolo en independiente, un movimiento que, unido a la creciente ola de críticas hacia el mismo, muchos interpretaron como su fin, pero según las recientes declaraciones de Schmidt que nos ocupan se equivocaron.

Entrando en detalles, el ejecutivo ha explicado que Google Glass “es una plataforma grande y muy fundamental para Google”, que la prensa confundió el terminar el programa Explorer con que ellos iban a cancelar la totalidad del proyecto, lo cual no es cierto, y que “Google es acerca de tomar riesgos y no hay nada sobre el ajuste de Glass que sugiera que vayamos a ponerle fin”.

Y tiene toda la razón, básicamente porque en el comunicado con el que anunciaron la terminación del programa Explorer también comentaban que simplemente había llegado el momento de continuar desarrollando el dispositivo de forma interna y secreta (a lo que hay que sumar el hecho de que el objetivo principal del programa nunca dejó de ser el distribuir las primeras versiones tempranas de las Google Glass para obtener retroalimentación).

Entonces, ¿en qué punto exacto se encuentran las Google Glass?. Sólo la compañía lo sabe, aunque todo apunta a que trabajan a fuego en la primera versión definitiva, que según información de enero del Wall Street Journal será más barata, tendrá mayor duración de batería y mejores sistemas de sonido y visualización.

Así que Google, a pesar de que quizá les gustaría, no piensa renunciar a las Glass, probablemente porque ya han invertido demasiado dinero y esfuerzo como para abandonar. Ya veremos cómo es finalmente la primera versión definitiva del dispositivo, si logra solucionar todos los problemas de los prototipos, ofrecer valor real a los consumidores, y en última instancia ganárselos.

Sobre el autor de este artículo

Elías Notario

Redactor especializado en tecnología e Internet, ahora por @eldiarioes y @ticbeat. Cofundador de la tienda online de regalos desdegaiaconamor.com