Tecnología

Google ficha a John Krafcik, un veterano del sector automoción, para liderar su proyecto de coche sin conductor

john krafci
Escrito por Esther Macías

Google ya tiene un director ejecutivo para su incipiente negocio de coches autónomos. Se trata de John Krafcik, un veterano de la industria que lleva 25 años en este segmento y que lideró entre 2008 y 2013 el negocio de Hyundai en Estados Unidos y ha desempeñado con anterioridad labores de desarrollo de producto en Ford, un directivo que ahora preside TrueCar, una plataforma online para comprar automóviles.

Google ya tiene un director ejecutivo para su incipiente negocio de coches autónomos. Se trata de John Krafcik, un veterano de la industria que lleva 25 años en este segmento y que lideró entre 2008 y 2013 el negocio de Hyundai en Estados Unidos y ha desempeñado con anterioridad labores de desarrollo de producto en Ford; un directivo que ahora preside TrueCar, una plataforma online para comprar automóviles.

La incorporación de Krafcik a Google (Chris Urmson, hasta ahora director del proyecto de coche autónomo mantiene su responsabilidad técnica en el mismo) supone la primera gran contratación de la tecnológica en esta iniciativa que consiste en llevar al mercado un vehículo que conduzca solo. Una iniciativa ya avanzada y de la que hace unos días (el pasado 2 de septiembre) conocíamos novedades: que el coche autónomo de la tecnológica en cuestión, después de haber sido probado durante varios meses en las carreteras de Mountain View y California (donde se encuentra la sede de la compañía), ahora podrá verse rodando también por Austin, ciudad del estado de Texas. En concreto, habrá algunos prototipos originales en las zonas norte y noreste del centro de Austin, la misma zona por la que ya han circulado los Lexus en los que Google integró previamente su tecnología de autoconducción.

“Esta es una gran oportunidad para ayudar a Google a desarrollar el enorme potencial de los coches sin conductor”, asevera el propio Krafcik en un comunicado. “Esta tecnología puede salvar miles de vidas, dar a millones de personas una mayor movilidad y liberarnos de un montón de cosas que encontramos frustrantes de la conducción”, añade.

 

Coche sin conductor de Google.

Coche sin conductor de Google.

 

La conducción autónoma, una tendencia del mercado

El proyecto de crear un coche sin conductor no es, de todas formas, exclusivo de la tecnológica, aunque sí sea el más avanzado. Los gigantes de automoción (BMW, Volvo, Tesla, Toyota, Tesla…) llevan también desde hace un tiempo trabajando en esta área. La más potente en este sentido es Toyota, que ha invertido hasta la fecha hasta 150 millones de dólares en desarrollar su propia tecnología de conducción autónoma. Este mes, sin ir más lejos, la compañía japonesa anunciaba el fichaje de un exdirectivo de DARPA, la agencia estatal estadounidense para proyectos tecnológicos de defensa, y una inyección en el sector que supondrá un desembolso de 50 millones de dólares.

No obstante Google ha indicado en en varias ocasiones que su objetivo no es producir sus propios coches y entrar a competir de lleno con una nueva industria sino aliarse con los jugadores de este terreno para incorporar su software Android Auto en los vehículos de las principales empresas del sector.

Otra empresa digital que ha puesto la mira en los coches sin conductor es Uber. Ésta ya está trabajando en el diseño de sus propios coches autónomos de la mano de la Universidad de Carnegie Mellon, en Pittsburgh. Por no hablar de la propia Apple. Desde hace meses han salido a la palestra numerosos rumores en torno al proyecto de coches sin conductor de la compañía de la manzana, llamado Titán, y que ésta nunca ha confirmado. Una iniciativa que, según informaciones del rotativo británico The Guardian, se encuentra ya en un estado avanzado.

En todo caso, tal y como recordábamos en un artículo publicado en TICbeat, las barreras para que los coches autónomos sean una realidad no son, ni mucho menos tecnológicas, sino de carácter legal (está todo por hacer para adaptar la normativa existente a esta nueva realidad) y desde el punto de vista de la seguridad (no han sido pocos los accidentes en los que se han visto envueltos hasta el momento los coches autónomos de Google).

 

 

 

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.