Tecnología

Google, en conversaciones con fabricantes de coches

Los Google Cars aprenden a conducir por la ciudad
Escrito por Redacción TICbeat

El gigante de Internet se debate ahora si fabricar sus propios vehículos autoconducidos o dejar el software en mano de las automovilísticas, como hizo con Android.

Aunque todavía faltan varios años para que los coches sin piloto Google Cars circulen libremente por las autopistas y las avenidas de nuestras ciudades y Google todavía no sabe si quiere encargarse de su diseño o vender un software abierto que puedan aprovechar otros fabricantes, la compañía ya se encuentra en conversaciones con varias automovilísticas.

Así lo recoge el Wall Street Journal, que hoy publica que algunos ejecutivos de la compañía, como el director del proyecto Google Car, Chris Urmson, desvelaron este martes que el gigante de Internet ha estado hablando con distintos fabricantes de coches –sin citar nombres concretos-, aunque todavía no ha tomado ninguna decisión.

“Estamos pensando ahora mismo en cómo llevar este coche al mercado”, ha declarado Urmson, que también ha querido especificar que, probablemente, falten, al menos, seis años para que los coches autoconducidos estén en la calle, a pesar de que Sergey Brin, el cofundador de Google, habló hace medio año de un período menos abultado, de unos cinco años.

Urmson también ha dicho que él y su equipo se encuentran intentando discernir si lo mejor es que sea Google el que diseñe su propio coche o si es preferible, por el contrario, crear un sistema operativo que esté a la disposición de los fabricantes del sector, al estilo de lo que Android supuso en el terreno de los smartphones. En cualquier caso, el ingeniero parece convencido de que, dentro de un tiempo, “un número muy significativo de coches portarán tecnología Google”.

Google lleva años trabajando en su proyecto de automóviles sin conductor, desde que, en 2005, un grupo de 15 de sus ingenieros creasen, en el Stanford Artificial Intelligence Laboratory, el vehículo Stanley. Desde entonces ha llovido mucho, lo suficiente para que ya el pasado mes de noviembre Urmson se atreviera a afirmar que, tras más de 300.000 millas (482.800 kilómetros), los Google Cars ya conducían “mejor que tú y que yo”.

Ahora mismo el gigante de Internet se encuentra entrenando a sus autoconducidos Google Cars para que aprendan a moverse por las, en apariencia, caóticas calles de una ciudad, algo que, defienden sus ingenieros, puede resultar fácilmente predecible para un ordenador a través del software adecuado.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.