Tecnología Wearables

Google añade a su lista otra patente: un ‘wearable’ que te avisa cuando hueles mal

google_odour_device
Escrito por Mihaela Marín

La patente fue tramitada este mes y hace referencia a un dispositivo conectado a Internet que se activa con el movimiento y expulsa una sustancia para eliminar los malos olores después de detectarlos.

No es exactamente lo típico que nos podríamos esperar por parte de una compañía que hace poco sorprendía el mundo con soltar globos a la estratosfera para traer Internet a las zonas remotas del mundo, pero lo que acaban de patentar los de Mountain View desde luego es un concepto tan curioso que haría a cualquiera preguntarse si de verdad les van a servir de algo algún día.

La patente fue tramitada este mes por la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos y hace referencia a un “dispositivo de emisión de fragancias” conectado a Internet que se activa con el movimiento y expulsa una sustancia para neutralizar los malos olores después de detectarlos.

Así es como lo describen: “Cuando un usuario está llevando el dispositivo de emisión de fragancias y empieza a hacer esfuerzo, se activa un módulo de detección de la actividad dentro del dispositivo. Este puede captar un aumento en el nivel de sudor, en el olor corporal y temperatura o en cualquier otro parámetro que pueda indicar que el usuario está haciendo ejercicio u otro tipo de esfuerzo”.

Según recoge la patente, el usuario tendría la posibilidad de elegir entre usar un perfume o eliminar del todo el olor a través de un neutralizador.

La función de lanzar una fragancia cuando el usuario pasa por esta desagradable situación no es la única. El dispositivo está pensado que funcione también como un sistema de alarma cuando el problema del olor corporal llega a molestar a los que tiene a su alrededor. Es decir, cada vez que el usuario huele mal y sus amigos están cerca, el wearable se encarga de enviarle una notificación.

La caución obsesiva de estar limpio que parece ser el principio según el cual se haya diseñado el dispositivo, va incluso más lejos de la simple notificación, aconsejando al usuario a elegir una ruta alternativa para evitar a exponerse a los contactos sociales: “En algunos casos el dispositivo podría saber que algunos de los contactos sociales del usuario están en la misma zona y, por lo tanto, podría producirse algún encuentro. Sin embargo, para evitar a someter a los conocidos a los malos olores, el dispositivo incluye una ruta que indica que los contactos están por la zona”.

Aun así, hay que destacar que la idea no fue una creación propia de Google. En 2012 Motorola Mobility solicitó la patente pero fue este mes cuando la Oficina de Patentes y Marcas confirmó su concesión. La decisión llega un poco tarde para una empresa que fue comprada por Google en un momento en el que contaba con 24.500 patentes.

Al final no sabemos si Google tomará en serio o no la idea del wearable que acaba con el hedor corporal, pero si decide llevarlo a la práctica, al menos tendrá confirmada la propiedad intelectual de este curioso invento.

Imagen principal 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.