Tecnología

Google, acusada de recopilar información de niños en edad escolar

logo google 2015

Google podría haber estado espiando los hábitos de navegación de varios niños en edad escolar.

Google podría haber estado espiando los hábitos de navegación de varios niños en edad escolar. Este tipo de políticas, que ponen en entredicho el nivel de privacidad del popular buscador, podrían ser constitutivas de delito en varios países, como Estados Unidos.

Así lo asegura la Electronic Frontier Foundation en una denuncia pública presentada el martes. Esta organización, dedicada a la defensa de los derechos digitales, alude a que Google habría recopilado datos de los usuarios a través (o más bien a partir de) sus herramientas para educación.

Ello supondría una violación del capítulo 5 de la Ley Federal de Comunicaciones de EEUU, por lo que esta ONG ha solicitado a las autoridades norteamericanas que investiguen este asunto.

‘Codegirl’: un documental sobre las niñas que quieren ser desarrolladoras

Recordemos que uno de los principales compromisos de Google con el sector educativo es su respeto a la intimidad de los menores en los servicios que usen de la empresa. Sin embargo, la EFF asegura que el buscador habría empleado su tecnología de seguimiento para mostrar a estos niños publicidad a su medida, con el consiguiente beneficio para la empresa de Larry Page y Sergey Brin.

Sin embargo, y aunque Google asegura que agrega y anomiza los datos que los usuarios transmiten a través de Google for Education, no hace lo propio con el resto de sus herramientas que esos mismos niños pueden emplear en la misma sesión de navegación.

No en vano, toda su actividad queda registrada al estar navegando por Internet con una cuenta de Google activa y que permite su identificación directa. Ello sucede en cualquier navegador y afecta, entre otros detalles, a todo el historial de búsquedas o a los vídeos vistos en YouTube.

50 millones de potenciales afectados

En estos momentos, más de 50 millones de profesores y estudiantes de todo el mundo emplean los servicios para educación de Google, una versión de Google Apps gratuita para este entorno. De ellos, muchos son mayores de edad pero también ellos han podido ser monitorizados con fines comerciales por parte de Google.

jovenes-tecnologia

A estos 50 millones de usuarios hemos de sumar otros 10 millones de personas que usan los famosos Chromebooks con fines educativos.

Todo ello va en contra, como decíamos, del capítulo 5 de la ley federal de comunicaciones de Estados Unidos y también en contra de varios compromisos adquiridos por la propia empresa al firmar el Compromiso de Privacidad de Estudiantes, un documento establecido por 200 empresas, incluyendo no sólo a Google sino también a Microsoft o a Apple.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.