Tecnología

Fujitsu podría desprenderse de su negocio de smartphones

Fujitsu negocia con Lenovo la venta de su división de ordenadores

Después de deshacerse de su negocio de ordenadores personales hace apenas tres meses, Fujitsu podría repetir jugada y dejar la participación mayoritaria de su área de smartphones en manos de un fondo de inversión.

Fujitsu, una de las joyas de la corona tecnológica nipona, parece decidida a eliminar cualquier vestigio del mercado de consumo de su ser. Si el pasado curso la multinacional ya permitió a Lenovo hacerse con una participación mayoritaria en su unidad de PC por 157 millones de dólares, ahora le toca el turno a su división de smartphones.

Así lo ha confirmado la propia compañía este viernes, al anunciar negociaciones con el fondo de inversión Polaris Capital Group para vender su filial dedicada a la telefonía móvil. De nuevo, la operación cobrará forma de participación mayoritaria por una cantidad no desvelada. Como referencia, la unidad de smartphones de Fujitsu está valorada actualmente entre 40.000 y 50.000 millones de yenes (unos 296 o 370 millones de euros, aproximadamente).

Alberto Ruano (Lenovo): “Hemos crecido a nivel de producto y organización”

Esta desinversión no pilla de sorpresa a prácticamente nadie en el sector. Primero, porque Fujitsu ha declarado mil y una veces que su foco principal está en el mercado profesional, especialmente en la creciente área de servicios TIC. En segundo lugar, porque la propia empresa ya separó sus operaciones de telefonía móvil en una compañía independiente en 2016, con el fin de allanar el camino hacia una posible venta. Y, por último, porque se ha venido rumoreando con intensidad el potencial interés de fondos como el británico CVC Capital Partners o fabricantes como la propia Lenovo por hacerse con el control de esta pata de actividad.

Tampoco se trata de un movimiento que esté alejado de la tendencia general del sector en Japón, un país que antaño llegó a ser potencia en la fabricación de teléfonos móviles a escala global y que ahora está prácticamente abocado al ostracismo. Tras la salida de Fujitsu de este mercado, tan sólo quedarán tres grandes proveedores nipones en el sector (SONY, Sharp y Kyocera), si bien solo el primero de ellos ofrece un catálogo generalista y competitivo a escala internacional. Por el camino cayeron más de una decena de fabricantes, entre ellos nombres tan conocidos como NEC o Toshiba.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016 y 2017.