Tecnología

Francia quiere que Google aplique el derecho al olvido de forma global

Google homenajea a Anna Freud, la madre del psicoanálisis infantil
Escrito por Redacción TICbeat

Una decisión emitida por la autoridad local en privacidad online insta al buscador a eliminar los resultados de búsqueda de todos sus dominios y no solo del local .fr.

Hasta la fecha, los casos de derecho al olvido en los que Google acepta eliminar de sus resultados de búsqueda enlaces que resulten molestos para quienes en ellos aparecen han tenido un claro límite geográfico: el dominio del país en el que se realiza dicha reclamación. Así, si un ciudadano italiano decide que quiere que Google deje de enlazar contenido sobre él y el buscador o la justicia le dan la razón, dicha decisión será aplicable solo al dominio local google.it.

Sin embargo, la ausencia de fronteras es uno de los pilares sobre los que se sostiene la naturaleza de Internet, y son cada vez más las voces que reclaman que el derecho al olvido comience a ser reconocido por los buscadores, y en concreto, por Google, con vocación internacional; es decir, en todos sus dominios, desde los locales hasta el .com. Francia ha sido el primer país en emitir una resolución al respecto.

Según publica el Wall Street Journal, la Comisión Nacional de la Informática y la Libertad (CNIL), autoridad gala en materia de privacidad online, ha emitido una orden formal en la que insta a Google a que defienda el derecho al olvido de los ciudadanos franceses no solo en los resultados de búsqueda que aparecen el dominio google.fr, sino en todos, incluido google.com. Si el gigante de las búsquedas no cumple con esta resolución –tiene 15 días para hacerlo-, podría enfrentarse a una sanción económica de hasta 150.000 euros.

Más de un millón de enlaces ya han sido eliminados de los resultados locales de búsqueda de Google en Europa en virtud del derecho al olvido. En primavera de 2014 el Tribunal de Luxemburgo se pronunció sobre el derecho al olvido en Internet, declarando que los ciudadanos europeos tienen derecho a que, en determinadas circunstancias, Google olvide algunos episodios de su vida y deje de mostrarlos en sus resultados, aun cuando el contenido de la página original siga existiendo, sentando así un precedente para que los tribunales de la UE examinen caso por caso.

El equipo de Google se mostró, al tiempo, sorprendido y decepcionado por la sentencia, de la que dijo que era “contraria a la libertad de expresión”. Pero finalmente implementó un mecanismo para acatarla, a través del cual los usuarios envían sus solicitudes de derecho al olvido y un equipo de la compañía las filtra y analiza. Aun así, el buscador se guardó varios ases en la manga para “equilibrar” lo que siempre ha considerado una decisión injusta, como indicar qué enlaces han sido eliminados de sus resultados por este motivo o borrarlos solo de los resultados locales del país en el que se realiza la reclamación.

En cambio, ahora los legisladores europeos argumentan que el Tribunal de Luxemburgo nunca se refirió únicamente a los dominios europeos de Google. “Para que el derecho al olvido resulte efectivo, los resultados deben eliminarse a nivel mundial”, ha asegurado la responsable de la CNIL, Isabelle Falque-Pierrotin.

Si Google finalmente la acata, la medida de la CNIL, que añade una nueva dimensión a la polémica respecto al derecho al olvido, puede sentar un precedente decisivo no solo en Francia y en Europa, sino también en el resto del mundo.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.