Tecnología

Foxconn cierra una alianza con Tencent para construir un coche eléctrico de bajo coste

electric-car
Escrito por Mihaela Marín

El acuerdo con el gigante de Internet Tencent y la distribuidora de automóviles de lujo China Harmony Auto le ayudará al fabricante de iPhones a preparar su entrada en el mercado de vehículos inteligentes.

Era cuestión de tiempo hasta que los gigantes chinos dieran señales de ir más allá del sector móvil para lanzarse a la fabricación de otras tecnologías en otras industrias. Fieles a la estrategia de asimilar las tendencias que dominan la escena tecnológica internacional, otra vez están demostrando que no quieren perder ninguna oportunidad que les puedan traer más posibilidades de crecer. Y esta vez la mira la tienen en el mercado de automoción.

Si recientemente informábamos de que SAIC Motor, el mayor fabricante de automóviles en toda China (por volumen de ventas), se ha unido al gigante del e-commerce Alibaba Group Holding para reunir 160 millones de dólares con los que financiarán el desarrollo de coches conectados a Internet, ahora conocemos otro proyecto de Foxconn Technology Group, uno de los mayores fabricantes de componentes electrónicos a nivel mundial y el principal proveedor de productos para compañías como Apple o Sony. La compañía taiwanesa acaba de anunciar una alianza que le acerca a un nuevo objetivo: la fabricación de un coche eléctrico para el mercado asiático.

Según fuentes de la industria, Foxconn ha firmado un acuerdo estratégico con el proveedor de servicios de Internet, Tencent, y la distribuidora de automóviles de lujo, China Harmony Auto para preparar su entrada en el mercado de vehículos inteligentes. La noticia no viene por sorpresa. El mes de junio del 2014 el CEO de Foxconn, Terry Gou, declaraba que estaba dispuesto a aprovechar las nuevas oportunidades del mercado para reinventar su modelo de negocio ampliando sus servicios de proveedor de productos tecnológicos. Para dar el paso definitivo, en su opinión, significaba invertir en servicios cloud, tecnologías de red y wearables, pero también abrirse el camino en el sector de los coches conectados al Internet.

La red de distribución de China Auto Harmony y el dominio en aplicaciones populares de Internet de Tencent son puntos a favor que se suman a la experiencia de fabricante de componentes electrónicos de Foxconn. La compañía cree que que el pacto con empresas de perfiles tan distintos le ayudará a conseguir una mayor innovación de productos. 

De momento Tencent ha confirmado la alianza pero no se han revelado más detalles sobre el prototipo pensado para hacer competencia a los modelos producidos por Tesla. Lo que ha dejado entender es que el principal elemento con el que jugará para diferenciarse de la competencia será el precio. El fabricante contratista, que también se dedica a la producción de baterías para coches eléctricos, dijo que el precio de su coche inteligente será de menos de 15.000 dólares (cerca de 14.000 euros), una oferta que muchos de los ciudadanos chinos encontrarán más asequible en comparación con los modelos de Tesla.

Puede que este sea una de las razones por la cual la estrategia de ventas de Tesla en el territorio asiático no ha llegado al rendimiento esperado, dejando a los gigantes nacionales una buena ocasión para ofrecer sus propias soluciones en materia de transporte sostenible y con ello la posibilidad de expandirse a un sector más rentable que el de los dispositivos móviles.

Imagen principal 

 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.