Tecnología

Findster, un localizador GPS para encontrar a los niños y mascotas perdidas

findster3
Escrito por Mihaela Marín

El dispositivo detecta la geolocalización a través de una tecnología propietaria que alcanza un rango de conexión mayor que el Bluetooth.

Virgílio Bento, un profesor universitario doctorado en ingeniería eléctrica, dio con la idea de desarrollar un localizador GPS eficiente después de perder a su perro un par de veces. La mayoría de los dispositivos existentes en el mercado le parecían demasiado caros (requerían el pago de una cuota mensual) así que decidió construir su propio aparato junto con un grupo de especialistas. Fue una idea que ganó la confianza de muchos padres, por lo tanto el nuevo dispositivo llamado Findster amplió sus funciones y pasó de ser de un geolocalizador de animales a uno de niños.

El año pasado el equipo lanzó una campaña crowdfunding que les permitió recaudar 67.000$, superando el objetivo inicial fijado en 50.000$. Ahora, después de abrir una extensión de la campaña, el proyecto ha podido consolidarse incluso más, demostrando que hay muchas personas interesadas en que la startup acabe cuanto antes el desarrollo del producto.

findster2

Imagen 

¿Con que destaca Findster en comparación con otros dispositivos? Según la compañía creadora el principal elemento diferenciador es la tecnología que permite la identificación de las coordinadas GPS. Los dos módulos con el que viene acompañado el producto, uno para el niño o la mascota y otro para el padre, se conectan a través de una tecnología propietaria RF (radiofrecuencia) capaz de establecer una comunicación bidireccional y a larga distancia, eliminando la necesidad de un servicio de telefonía móvil:

“La comunicación a larga distancia es por debajo de 1 GHz y usamos un rango de frecuencia que está disponible para todos. Lo que nos hace diferentes son los detalles de la comunicación: cómo encriptamos los datos y cómo diseñamos nuestras antenas para que sean más sensibles”, explica el profesor Bento.

La información transmitida entre los dos módulos podrá ser visualizada a través de la aplicación Findster disponible para iPhone. El alcance al que puede llegar la comunicación de los datos es de un kilómetro (mayor que la cubierta por el Bluetooth), pero la compañía asegura que la distancia se puede alargar a dos kilómetros si se añade una estación base opcional.

Por ejemplo, si el usuario vive lejos de su lugar de trabajo podrá controlar el desplazamiento de su niño o mascota en el barrio y si los vecinos tienen instalada la misma tecnología el rango de localización se puede ampliar mucho más. La compañía cree que la red de dispositivos Findster se podría usar en las escuelas o en los parques infantiles y de esta forma se podría asegurar una zona de mayor protección para los niños.

findster1

Imagen

El sistema de notificaciones tendrá otro papel importante en facilitar la localización de las coordinadas GPS. Si el niño se aleja de la zona de seguridad el padre recibe una notificación a través de la aplicación. Cuando la conexión entre los dos módulos se pierde, el programa guarda la última posición detectada. Mientras tanto el módulo que llevará encima el niño o el perro se encargará de buscar una conexión de Internet con alguna estación base. En el momento en el que la encuentre el dispositivo envía una notificación a través del cloud al móvil del padre.

Una de las principales ventajas de Findster es que a diferencia de otros dispositivos, la tecnología que hace posible la comunicación entre los módulos no se basa en una conexión móvil, por lo tanto los usuarios no tendrán que pagar cuotas mensuales para mantener este tipo de servicio. La compañía declara que ya tiene preparado un prototipo y cree que podría empezar los primeros envíos a partir de abril.

Imagen principal

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.