Tecnología

La muerte de la Neutralidad de la Red se hace realidad en Estados Unidos

La muerte de la neutralidad de la red se hace realidad en Estados Unidos

Este 23 de abril la FCC (la Comisión Federal de Comunicaciones), con mayoría republicana en sus filas, ha dicho adiós a la neutralidad de la red en suelo norteamericano, dejando a los usuarios a merced de los intereses de las grandes operadoras.

La neutralidad de la red tenía los días contados en territorio estadounidense, y la crónica de una muerte anunciada se ha hecho vigente hoy, 23 de abril, aunque todavía quedan algunos pasos para que entre de todo en la tumba. El pasado mes de diciembre la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos aprobó la orden denominada “Restoring Internet Freedom” cuyo fin era eliminar la neutralidad de la red y derogar las regulaciones establecidas durante las legislaturas de Obama. 

Condenas al fin de la neutralidad de la red: Microsoft, Facebook, Netflix y Amazon

En primer lugar, si no recuerdas qué era eso de la neutralidad de la red, consiste en una serie de regulaciones diseñadas para garantizar que Internet sea abierto y gratuito, lo cual implica que los proveedores de servicios de internet (ISP) como Comcast o Verizon no pueden ralentizar sitios específicos y cobrar a las compañías por un trato preferencial para el acceso a la red. Sin ella, las compañías pueden comprar ventajas competitivas como por ejemplo, una mayor velocidad de carga para los contenidos.

Las reglas para “restaurar la libertad en Internet” entran en rigor desde hoy, pese a las grandes críticas que ha suscitado la normativa por parte de múltiples sectores como el de los youtubers o el segmento de los videojuegos. A partir de ahora los proveedores de servicios de Internet pueden privilegiar o dificultar el acceso a plataformas, aplicaciones o equipamientos, por lo que las grandes operadoras podrán “gobernar” la red. Pese a ello, han surgido diversos movimientos populares e iniciativas para proteger la preciada neutralidad, campo de cultivo de un Internet más equilibrado, abierto y plural.

Como te contábamos en este artículo, una de las principales consecuencias del fin de la neutralidad de la red será que posiblemente se acaben generando paquetes con diferentes accesos a la red en función del precio, como sucede con la televisión de pago. Así, los más perjudicados en Estados Unidos serán los usuarios, las pequeñas y medianas empresas, las startups o los creadores de contenido online. Cabe recordar que en Europa hemos caminado en dirección opuesta,  ya que en 2016 el Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas, (BEREC) aprobó la normativa para la aplicación armonizada de la neutralidad de la red en los 28 Estados miembros de la UE.

Ahora queda un paso administrativo para que se confirme el último suspiro de la neutralidad de la red: una revisión por parte de la Oficina de Administración y Presupuesto y la publicación de un nuevo aviso. Esto no quiere decir que aunque técnicamente puedan, los proveedores vayan a cobrar por el acceso preferencial a Internet, ya que ya hay compañías estadounidenses como Comcast que han manifestado que todos podrán seguir “disfrutando de todos los beneficios de una red abierta hoy, mañana y en el futuro”.

Consecuencias de que EEUU abandone la Neutralidad de la Red

Algunos estados y ciudades están defendiendo a capa y espada que siga existiendo una Internet abierta, aprobando legislación local para protegerla . Por ejemplo, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, firmó una orden ejecutiva que establece que “Internet es un servicio esencial que debería estar disponible para todos los neoyorquinos” y, por consiguiente, prohibió que el gobierno del estado de Nueva York suscriba ningún contrato con ISP a menos que acepte principios de neutralidad. El gobernador de Montana, Steve Bullock, también firmó una orden ejecutiva que establece que “el estado de Montana solo hará negocios con empresas que se adhieran a la neutralidad de la red”

Mientras tanto, más de 20 procuradores generales estatales de Nueva York, California, Hawai, Maryland, Pensilvania, Oregón y D.C, entre otros, han presentado una demanda contra la FCC y los Estados Unidos de América. El fiscal Schneiderman de Nueva York alegaba en un comunicado oficial la importancia de una Internet abierta, y el libre intercambio de ideas que permite, para el proceso democrático. “La derogación convertiría a los proveedores de servicios de Internet en guardianes, permitiéndoles poner ganancias sobre los consumidores mientras controlan lo que vemos, lo que hacemos , y lo que decimos online”. Los expertos recomiendan que los consumidores se mantengan permanentemente informados de los cambios leyendo los términos de servicio.

Fuente | Mashable

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.