Tecnología

Facebook trabaja en una nueva aplicación con más privacidad

Facebook quiere convertirse en un Google dentro de Facebook
Escrito por Redacción TICbeat

Moments, aún en período de prueba interna, ayudaría a los usuarios de la red social a segmentar sus publicaciones por contactos.

¿Cuántos usuarios de Facebook configuran cada una de sus publicaciones en la red social para que solo se muestre a un grupo concreto de sus contactos? Según Mark Zuckerberg, fundador de la compañía, en 2010 la franja que lo hacía no pasaba del 5% de sus usuarios. La proporción ha mejorado, pero no lo suficiente como para que Facebook no se haya puesto a trabajar en una nueva aplicación standalone o independiente, relacionada, precisamente, con esa intimidad.

Moments es el nombre en clave que recibe esta app en período de prueba interna, de cuya existencia se hace eco la web TechCrunch, cuyo objetivo es el de hacer más fácil, rápido y atractivo a los usuarios de Facebook la publicación de actualizaciones segmentadas por grupos de contactos.

Las fuentes citadas hablan de un formato similar al de aplicaciones como Cluster o como Path; una interfaz cómoda y muy visual, en la que los usuarios que deciden hacer una publicación puedan acceder, con comodidad, a los grupos de contactos y amigos que ellos mismos hayan configurado.

Ello les permitiría gozar de nuevas y distintas capas de privacidad en esa red social en la que casi todo el mundo tiene más amigos de los que es capaz de recordar, de no cohibirse por miedo a ofender a algún contacto y de aplicar las interacciones que han hecho grande a Facebook (los ‘me gusta’, los comentarios) a comunicaciones más íntimas, sin tener que conformarse con un mensaje privado.

Moments presentaría, además, una ventaja competitiva notable frente a Cluster y Path: los usuarios que la descarguen –en caso de que ésta sea finalmente lanzada al mercado, no sería el primer experimento frustrado de Facebook- podrán empezar a interactuar con ella a partir de su propia base de contactos en la red social. Otro de los inconvenientes de estas dos apps reside en que su público suele reducirse a early adopters y techies, y ésas no tienen por qué ser las franjas –nuestra familia, nuestra pareja, nuestros amigos del barrio- con las que queramos compartir nuestras publicaciones más íntimas de Facebook.

Que los usuarios pasen más tiempo en Facebook

En 2011, un poco después de que Mark Zuckerberg constatara que casi nadie configuraba el público destinatario de sus actualizaciones, Facebook relanzó las listas de amigos en la red social y las reorientó hacia un sector en el que han dado más frutos: el de decidir qué actualizaciones y de quién queremos priorizar en nuestro muro.

Sin embargo, la segmentación en la otra dirección –la de lo que publicamos, no la de lo que leemos- sigue sin ser muy popular. Y es esa línea la que más le interesa a Facebook, puesto que Zuckerberg defiende incansablemente que lo que los internautas comparten en las redes sociales crece de forma exponencial año tras año y, por tanto, cuántas más opciones tengan para compartir contenido de forma distinta, más contenido compartirán.

Y, detrás de ese mantra está, por supuesto, la monetización a través de la publicidad. Si Facebook consigue que sus usuarios confíen en su plataforma para compartir contenidos sin sentir que su privacidad es vulnerada, compartirán más, y, por tanto, pasarán más tiempo navegando por la red socia. Y eso solo conducirá a que los ingresos publicitarios de ésta aumenten.

Foto cc: Maria Elena

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.