Tecnología

Facebook entra en el diagnóstico de la depresión infantil

facebookUnas nuevas directrices emitidas por la Academia americana de pediatría (American Academy of Pediatrics) sitúan a las redes sociales como un indicador más de la salud de los niños. El organismo cree que se debería incluir en el cuestionario médico datos relativos a Facebook u otras plataformas, todo ello con el objeto de diagnosticar una posible depresión infantil.

La accesibilidad a Internet ha hecho que los niños cada vez entren antes en el mundo de las redes sociales. La influencia que éstas tienen en la vida de las personas va creciendo hasta el punto de que llegamos a volcar a Facebook y otras plataformas una gran cantidad de información personal.

Esto tiene como consecuencia que el usuario se crea un perfil definido en las redes sociales, al igual que se construye una imagen para sí en la vida real. Por ésta y otras razones los médicos de la American Academy of Pediatrics (AAP) han estimado que el social media debería ser un indicador más de la salud de los niños.

La asociación ha publicado unas directrices en las que apunta que las redes sociales se deberían incluir en los cuestionarios médicos para evaluar si existen síntomas de depresión infantil en el niño. La AAP ha llegado a hablar de “Facebook Depression”. Los niños afectados por ésta estarían en riesgo de aislamiento social o tendrían poca autoestima, lo que se sumaría a una gran cantidad de tiempo pasada en el site, algo que se convertiría en un elemento depresivo.

En cualquier caso lo que se quiere diagnosticar son algunos problemas propios de la depresión, como cambios en los hábitos de sueño y desarreglos alimentarios, así como variaciones de humor o asilamiento social.

La introducción de las redes sociales en cualquier ámbito de la sociedad ha facilitado el acceso de los niños a este universo. Esto conlleva algunos riesgos, como son todos los relativos a la privacidad, y esto se combate con educación, algo que podría venir por los mismos cauces.

La utilidad de Facebook para la educación está ligada a su capacidad comunicativa. Si el email se ha convertido en vínculo entre estudiantes y profesores, la red social puede aumentar esta cercanía, lo que puede fomentar el interés del alumno y facilitar en cierta medida la tarea de comunicación al profesor.

Unas nuevas directrices emitidas por la Academia americana de pediatría (American Academy of Pediatrics) sitúan a las redes sociales como un indicador más de la salud de los niños. El organismo cree que se debería incluir en el cuestionario médico datos relativos a Facebook u otras plataformas, todo ello con el objeto de diagnosticar una posible depresión infantil.

La accesibilidad a Internet ha hecho que los niños cada vez entren antes en el mundo de las redes sociales. La influencia que éstas tienen en la vida de las personas va creciendo hasta el punto de que llegamos a volcar a Facebook y otras plataformas una gran cantidad de información personal.

Esto tiene como consecuencia que el usuario se crea un perfil definido en las redes sociales, al igual que se construye una imagen para sí en la vida real. Por ésta y otras razones los médicos de la American Academy of Pediatrics (AAP) han estimado que el social media debería ser un indicador más de la salud de los niños.

La asociación ha publicado unas directrices en las que apunta que las redes sociales se deberían incluir en los cuestionarios médicos para evaluar si existen síntomas de depresión infantil en el niño. La AAP ha llegado a hablar de “Facebook Depression”. En cualquier caso lo que se quiere diagnosticar son algunos problemas propios de la depresión, como cambios en los hábitos de sueño y desarreglos alimentarios, así como variaciones de humor o asilamiento social.

La introducción de las redes sociales en cualquier ámbito de la sociedad ha facilitado el acceso de los niños a este universo. Esto conlleva algunos riesgos, como son todos los relativos a la privacidad, y esto se combate con educación, algo que podría venir por los mismos cauces.

La utilidad de Facebook para la educación está ligada a su capacidad comunicativa. Si el email se ha convertido en vínculo entre estudiantes y profesores, la red social puede aumentar esta cercanía, lo que puede fomentar el interés del alumno y facilitar en cierta medida la tarea de comunicación al profesor.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.