Tecnología

Fabricantes de coches autónomos piden cambios normativos a California

Escrito por Marcos Merino

Los cambios tendrían relación con las normas que las compañías deben cumplir para poder probar sus coches en las carreteras del estado.

Tan sólo 3 semanas después de que Apple recibiera el permiso para poner a prueba vehículos autónomos por las carreteras de California, la compañía se ha dirigido al Departamento de Vehículos Motorizados estatal (a través de una carta remitida el pasado viernes a su responsable, Brian G. Soublet) solicitando una modificación en su política de tests para coches autónomos. La compañía explicaba que desea trabajar junto a las autoridades estatales para que “el rápido desarrollo de esta tecnología pueda llevarse a cabo al tiempo que se garantiza la seguridad de los viajeros”.

Una de las discrepancias entre Apple y el estado de California es el concepto de ‘desconexión’ (‘disengagement’ en inglés), esto es, los casos es los que el probador humano se ve obligado a tomar el control del sistema autónomo para evitar accidentes, y que son notificados al Departamento de Vehículos Motorizados. Los de Cupertino quieren que las autoridades redefinan y clarifiquen su definición, para poder contar con información más precisa (suprimiendo ciertos casos que a su juicio no deberían contar como desconexiones) y evitar así que la actual normativa pueda “restringir tanto el diseño como el hardware” usados en los vehículos de prueba.

Pero Apple no es la única empresa probadora de vehículos autónomos en California que ha decidido ponerse en contacto con las autoridades para solicitar cambios en la normativa: se han sumado a este movimiento compañías como Tesla, Toyota Motor, Ford Motor, General Motors, Waymo o Uber.

Tesla, por ejemplo, disiente de la normativa que reserva las pruebas de conducción automática a vehículos menores de 10.000 libras de peso (algo más de 4 toneladas y media) y no ve ningún sentido a la prohibición de vender coches no autónomos que hubieran sido previamente usados en pruebas de conducción automática; en un sentido similar, General Motors pide poder reutilizar vehículos (y partes de los mismos) después de haber sido usados en estas pruebas. Por su parte, Uber solicita que se permita a los viajeros pagar por participar en estos viajes de prueba “y proporcionarnos un feedback honesto” de la experiencia.

El estado de California ya ha hecho saber que tendrá revisará las aportaciones de las compañías antes de proceder a actualizar la normativa al respecto.

Vía | International Business Times

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.