Tecnología

De Kodak a la iPhonografía: evolución de la fotografía hasta las redes sociales

De Kodak a la iPhonografía: evolución de la fotografía hasta las redes sociales

Hace no tanto había que esperar a revelar el carrete y aprender a manejar una cámara analógica no era tan sencillo, mientras que hoy los smartphones cuentan con un sofisticado sistema fotográfico. ¿Quieres echar la vista atrás?

La tecnología propicia que el mundo avance a una velocidad mucho mayor en todos los campos, desde industrias como la medicina y la salud al transporte, a los medios de comunicación o al sector retail. La fotografía no está exenta de este imparable cambio, ya que en cada siglo hemos vivido una profunda transformación de este arte, hasta el punto en el que las cámaras DSLR tradicionales se están volviendo obsoletas ante la innovación frenética en las lentes de los teléfonos inteligentes, acompañadas de la revolución en plataformas como Instagram o Pinterest. 

Las mejores webs de fotografía para aficionados

La infografía elaborada por la London School of Photography con la que acompañamos este artículo hace un recorrido por la historia de la fotografía, desde la ‘Cámara Obscura’ desarrollada por el físico Hasan Ibn al-Haytham durante el siglo XI a la primera fotografía conocida que sobrevivió, tomada por Joseph Nicephore Niepce en algún momento entre 1826 o 1827. El primer proceso fotográfico comercialmente exitoso sería el Daguerrotipo -llevado a cabo por el francés Louis Daguerre-, cuya imagen se forma sobre una superficie de plata pulida.

A esta invención le salió el calotipo o tabototipo, creado en 1840 por el científico británico Henry Fox Talbot, que resolvió el problema de la impresión finita permitiendo que los negativos produzcan copias positivas mediante un proceso conocido como impresión de contacto. Antes de que finalizase el siglo XIX, Kodak se convertiría en pionera y reina del mercado lanzando el carrete de papel en 1888, lo que provocó la sustitución de las placas de cristal empleadas hasta el momento.

Algunos de sus grandes hitos serían la cámara Kodak 100 Vista, que utilizaba carretes de 100 fotos circulares, la Kodak Brownie o la Kodak Instamatic. El ingeniero eléctrico estadounidense Steve Sasson inventaría la primera cámara digital en 1975. Desde entonces, hemos vivido toda clase de ilusionantes avances: las imágenes envolventes de 360 ​​grados, la llegada de la resolución 4k o el auge de la demanda, con 5.000 millones de personas que poseen un smartphone con cámara en la actualidad. 

La fotografía móvil ha explotado la industria de la fotografía hasta límites insospechados. Según el analista de InfoTrends, David Hauter, “los smartphones ya constituyen la cámara principal para la mayoría de los consumidores, y no hay señales de que esta tendencia cambie ya que las capacidades de fotografía de estos dispositivos evolucionan y mejoran con cada nueva generación”.

De este modo, las investigaciones señalan que el mercado mundial de cámaras seguirá cayendo a medida que aumenten las ventas de teléfonos inteligentes. La producción de DSLR -cámaras réflex digitales- ha caído un 17% y su envío a nivel mundial, un 35%. Por su parte, los usuarios ya hacen clic en 657.000 millones de fotos al año y suben cada vez más contenido a redes sociales como Instagram -la líder de esta era visual-, Twitter, Facebook o Pinterest.

Un día en los noventa: ¿Cómo era vivir hace 20 años?

El software de edición de imágenes es tan avanzado que hace que sin necesidad de muchas habilidades fotográficas sea posible editar contenido sin esfuerzo, empleando filtros y herramientas intuitivas y sencillas. La interacción social es el pilar de los tiempos que corren en fotografía: solamente cada minuto, 136.000 nuevas imágenes se cargan en Facebook.

Si quieres darte un paseo por la historia más vibrante de la fotografía desde tiempos inmemoriales hasta ahora, disfruta del siguiente gráfico.

De Kodak a la iPhonografía: la evolución de la fotografía a través de las redes

Infografía | London School of Photography

Fuente | ValueWalk

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.