Tecnología

Europa invertirá 7.400 millones de dólares en impresión 3D para 2022

Se estima que las compras europeas de impresoras 3D, materiales, software y servicios relacionados ascendió a 3.600 millones de dólares en 2017; si bien está previsto que la inversión anual llegará a los 7.400 millones de dólares en 2022.

La impresión 3D tiene el potencial de expandir los límites clásicos de la industria, cambiar la distribución local de bienes de toda índole, de implementar la producción bajo demanda, reducir los inventarios innecesarios y los costes de envío. Es la panacea que todo lo cambiará y que atrae ya las miras (y los bolsillos) de innumerables compañías de todo el mundo.

En lo que atañe a Europa, se estima que las compras europeas de impresoras 3D, materiales, software y servicios relacionados ascendió a 3.600 millones de dólares en 2017; si bien está previsto que la inversión anual llegará a los 7.400 millones de dólares en 2022. Según IDC, firma de análisis a cargo de estas previsiones, hablamos de una tasa de crecimiento anual compuesto del 15,3% en apenas un lustro.

La impresión 3D con fines militares moverá 4.594 millones de dólares en 2025

Europa Occidental representa el 83% de los presupuestos totales dedicados a la impresión 3D en Europa en 2017 y seguirá siendo, con mucho, el mayor contribuyente en la región europea en general, creciendo a una CAGR de 14.4% en el período 2017-2022. Por el contrario, Europa Central y del Este será la región de más rápido crecimiento con una CAGR de 19.1% para 2017-2022, aunque seguirá lejos de la parte más rica de la región.

Aunque el hardware de impresión 3D concentró el mayor gasto en 2017, el enfoque en los materiales impulsará el gasto asociado en los próximos cursos, con una tasa compuesta anual del 20% en el período analizado por IDC, superando de este modo a la maquinaria en sí misma. A su vez, los servicios seguirán siendo una parte clave del mercado, ya que los servicios de consultoría e integración de sistemas son un aspecto crítico de la implementación de la impresión 3D en los entornos industriales.

Por verticales, la fabricación discreta representó más de la mitad del gasto total en impresión 3D en Europa durante 2017, y así continuará siendo, con un crecimiento anual del 14,5% entre 2017 y 2022. Dentro de la fabricación discreta, las subindustrias automotriz y aeroespacial son las principales protagonistas (y también las subindustrias más maduras), mientras que se espera que el sector médico se desarrolle aún más en los próximos años, con una tasa anual compuesta proyectada del 19,5% en el próximo lustro.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.