Tecnología

1 de cada 4 personas en España tiene problemas para desconectar de la tecnología

1 de cada 4 personas en España tiene problemas para desconectar de la tecnología

La dependencia del ser humano con respecto a la tecnología es cada vez más acusada, tal y como indica el último informe publicado por GfK tras un análisis realizado en 17 países de todo el mundo. En nuestro país, una cuarta parte de los españoles tiene problemas para desconectar de sus gadgets.

La tecnología ocupa un puesto cada vez más destacado en nuestras vidas, algo que limita nuestra capacidad de desconexión de los dispositivos electrónicos, que provocan adicciones y problemas de nomofobia en muchas personas. El Estudio Global GfK: Desconectar de la tecnología nos revela que en nuestro país, un 27% de las personas experimentan dificultades para tomarse un respiro de la tecnología, incluso cuando se es consciente de que deben hacerlo. Por el contrario, aquellos que creen que es fácil descansar de las TI alcanzan el 21%.

Probablemente sufras phubbing y todavía no lo sabes

El estudio ha analizado la información por género, edad y nivel de ingresos en base a entrevistas online realizadas a más de 22.000 personas mayores de 15 años, durante el verano de 2016 en: Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, Italia, Japón, México, Países Bajos, Rusia, Corea del Sur, España, Reino Unido y Estados Unidos. Los entrevistados debían plasmar su grado de acuerdo y desacuerdo con la siguiente afirmación: “Encuentro difícil desconectar de la tecnología, incluso cuando sé que debería”.

Los adolescentes españoles, los más enganchados a la tecnología

En territorio español, tanto hombres como mujeres coinciden en capacidad de desconexión. Algo más de la cuarta parte (27%) tiene problemas para descansar de sus gadgets electrónicos, mientras que para un 21% de los encuestados resulta sencillo.

Por grupos de edad hay diferencias notables, ya que los adolescentes son el segmento demográfico que acusa más dependencia tecnológica, con un porcentaje significativamente alto: un 38 de jóvenes de 15 a 19 años tiene dificultades para descansar de los aparatos digitales. En estas edades, únicamente un 14% encuentra sencillo descansar de sus equipos. Por su parte, las personas mayores de 60 años son las que tienen mayor facilidad dejar de lado los dispositivos tecnológicos, puesto que solamente un 16% reconoce experimentar problemass para desengancharse.

Atendiendo a los niveles de ingresos, aquellos que disponen de rentas más altas en nuestro país son los que confiesan tener más dificultades para dejar de estar online. Tres de cada diez así lo señalan, frente al 19% que en la misma banda salarial lo encuentran más fácil.

1 de cada 4 personas en España tiene problemas para desconectar de la tecnología

Respecto a los resultados globales, la cifra asciende del 27% al 34% de los entrevistados con problemas para descansar de sus ordenadores, móviles o dispositivos electrónicos en general. En contrapartida, la mitad de esa cifra se cree capaz de lograrlo (16%).  No existen diferencias significativas en los datos por género: un 35% de ellas y un 33% de ellos tiene dificultades para descansar de la tecnología, frente a un 17% de mujeres y un 14% de hombres que no lo ve complicado.

A nivel mundial, un 44% de los adolescentes refleja una alta tasa de dependencia tecnológica, mientras que a partir de los treinta este porcentaje desciende significativamente hasta llegar a los mayores de 60 años con un 15%. Las personas con más volumen de ingresos tiene problemas para desconectar de sus aparatos: 4 de cada 10 lo ve difícil, frente a al 30% de las personas con menor poder adquisitivo.

Los países en los que las personas tienen más problemas para desconectar están liderados por China (43%) y seguidos de Brasil (42%), Argentina (40%) y México (38%). En el lado contrario, el 35% de los habitantes de Alemania no tienen problema para dejar de lado sus equipos tecnológicos con un 35%. Le siguen Países Bajos (30%), Bélgica (28%), Canadá y Rusia (ambos con el 27%).

Cabe destacar que algunos consejos para desconectar y reducir la dependencia tecnológica son bloquear Internet o navegar con restricciones de algún tipo, intentar salir a la calle sin gadgets de vez en cuando, programar respuestas para las vacaciones, desactivar notificaciones de apps y redes sociales o darse descansos periódicos de los aparatos electrónicos.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.