Tecnología

Un estudiante inglés podría ser extraditado a EE UU por violar copyright

Un estudiante de Sheffield de 23 años ha sido acusado de violar derechos de copyright por alojar enlaces a películas y series de televisión en su página web. Tras pagar una multa de más 3.000 euros ahora afronta una petición de extradición a los Estados Unidos, donde su pena podría ser de cinco años en la cárcel si se lo declara culpable.

Richard O’Dwyer, estudiante de informática de 23 años en la Sheffield Hallam University, afronta cargos de extradición a Estados Unidos por infringir derechos de copyright, que podrían significar cinco años de cárcel en el país norteamericano.

La web de O’Dwyer proveía enlaces a otros sites donde los usuarios tenían acceso a películas y series de televisión protegidas por derechos de autor. Sin embargo, nada de este contenido estaba alojado en su página, se trataba de lo que comúnmente es una página de enlaces.

De momento la agencia US Immigration and Customs Enforcement, que ha cerrado varias páginas recientemente por las mismas causas y que ya ha sido demandada por ello, ha bloqueado la página de O’Dwyer. Éste fue arrestado el 23 de mayo, llevado a prisión y posteriormente liberado después de que la familia pagara una fianza de 3.000 libras, unos 3.400 euros.

Actualmente, O’Dwyer afronta la posibilidad de una extradición a Estados Unidos. La causa: infringir derechos de propiedad intelectual. El estudiante ha señalado que está decidido a combatir esta orden y su madre ha pedido al gobierno británico que ponga “un poco de sentido común” en todo esto, denegando la solicitud estadounidense.

La madre ha reconocido que su hijo no comprendió las implicaciones de lo que estaba haciendo, pero ha calificado la situación de “desproporcionada”, apuntando que las demandas de extradición son “innecesarias y profundamente traumáticas.”

Reino Unido, que en 1998 no atendió a la petición de extradición a España de Augusto Pinochet por crímenes de genocidio, alegando motivos de salud, ahora tiene en sus manos la misma solicitud (a Estados Unidos, eso sí) por infringir propiedad intelectual. El hecho de que ambas causas sean consideradas motivo para la misma acción judicial en el país suscita algunas dudas de cómo se está tratando el tema de los derechos de autor.

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano