Tecnología

Tener una estrategia de big data no es una prioridad para las empresas

El 80% de las empresas fallarán en su estrategia de seguridad Big Data, según Gartner
Escrito por Miriam Castellanos

Sólo un 25% de las organizaciones en Europa cuentan ya con un plan de negocios para los grandes volúmenes de datos.

Las empresas aún no han desarrollado argumentos convincentes para usar el big data. Sólo un 25% de las organizaciones en Europa cuentan ya con un plan de negocios para los grandes volúmenes de datos. Esta es la conclusión principal que se desprende del informe ‘Big Data, más allá del ruido’, elaborado por Vanson Bournee e Interxion.

A pesar de que son pocas las empresas que han elaborado un plan para big data, este se perfila como una de las principales apuestas estratégicas para las compañías ya que un 81% lo están explorando o planean hacerlo.

Dividir la estrategia TI y el plan de negocio no hace más que obstaculizar a las organizaciones su valoración de las posibilidades del big data. Más de 9 de cada 10 empresas (especialmente las de mayor tamaño), en las que el plan TI está bien alineado con el plan de negocio, ya han explorado el Big Data.

Ian McVey, Director de Enterprise & SI de Interxion, comenta que estos resultados demuestran que “las compañías con visión de futuro que ya están trabajando en sincronía con sus departamentos TI, están más pendientes de las oportunidades que surgen por la aplicación de tecnologías emergentes”.

Retos y oportunidades

El big data es visto como una oportunidad de proporcionar una ventaja competitiva al negocio, ya que podría mejorar los procesos de decisión y la satisfacción del cliente, facilitar la innovación e incluso permitir lanzar nuevos servicios al mercado de forma más rápida. Pero también, es visto como un desafío importante para el 79% de las compañías pequeñas de menos de 1.000 empleados.

Son varios los retos que se les plantea. Casi la mitad de los encuestados (45%) dicen que hay demandas más apremiantes en estos momentos. Un tercio se muestra reticente a invertir en el CAPEX necesario, mientras que el resto apuntan a la falta de capacidad de almacenamiento y la falta de experiencia in-house.

La tecnología requerida para desplegar las soluciones big data también es una preocupación. “La ubicación de la solución Big Data es estratégica. Satisfacer las necesidades de volumen, velocidad y variedad implica alojar dicha solución en instalaciones de centros de datos bien conectados”, explica McVey.

Aunque solo el 7% de los encuestados cree que big data es ya una prioridad para sus organizaciones, esto cambiará de forma importante, con más de un 62% de los consultados convencidos de que llegará a ser una prioridad en los próximos 3 años.

 

Sobre el autor de este artículo

Miriam Castellanos