Tecnología

Este móvil tiene el tamaño de una tarjeta de crédito, y estas son sus funciones

smartphone

¿Estás harto de cargar con un teléfono móvil que no cabe en tu bolsillo y es muy pesado? Este smartphone se ha creado para brindar comodidad y practicidad a sus usuarios, pudiendo guardarse en un tarjetero gracias a su tamaño mínimo. Descubre sus características.

Este nuevo teléfono móvil que saldrá a la venta el próximo mes es, según sus creadores, uno de los smartphones más pequeños del mundo. Podríamos clasificarlo como el teléfono inteligente más fino y ligero del mundo, con un tamaño similar al de una tarjeta de crédito.

La compañía japonesa Docomo, que es la primera operadora de telefonía móvil de Japón, hará el lanzamiento de este smartphone (al que ha bautizado como el modelo KY-01L), el mes que viene, aunque algunas de sus características ya se conocen.

El smartphone, fabricado por la firma japonesa Kyocera, pesa tan solo 47 gramos y mide 9,1 por 5,5 centímetros, con 5,3 centímetros de espesor.

El presidente de Docomo, Kazuiro Yoshizawa, ha afirmado que muchas personas buscan un teléfono que ocupe poco y que se pueda llevar en cualquier lugar sin ser pesado, ya que actualmente en el mercado los móviles y sus pantallas son cada vez más grandes.

Es por esto que el smartphone de Docomo rompe con esta tendencia de hacer las pantallas más grandes y crear smartphones más complejos, para pasar a un modelo simple con un tamaño mínimo.

Por qué se calienta tu smartphone y qué hacer según cada situación

Todavía no se sabe el precio de este dispositivo móvil, pero su pantalla se caracteriza por ser como las de los libros digitales, con lo cual su precio se verá reducido y la batería durará mucho más que en otros smartphones.

Este smartphone no tendrá aplicaciones como el resto de móviles, y servirá únicamente para hacer llamadas telefónicas, mandar mensajes o buscar cosas en Internet.

Es decir, tampoco dispondrá de cámara ni otras características básicas de los smartphones, convirtiéndose en un modelo simple y práctico que se puede guardar en un tarjetero.

Vía | El Economista

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández