Tecnología

Estas pastillas digitales se chivarán a tu médico y familia si no te las tomas

pastillas

La FDA ha aprobado la primera pastilla digital que trae un sensor para detectar e informar al médico de si su paciente está tomando correctamente su medicación.

Expertos estadounidenses estiman que al año se invierten 100 mil millones de dólares en gastos sanitarios a raíz de que los pacientes no se tomen correctamente sus medicamentos, precisando posteriormente de un tratamiento adicional o ingreso hospitalario.

Este problema podría acabar tras la aprobación de la primera pastilla digital por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU – FDA. Se trata de una medicación que incorpora un sensor para registrar si un paciente se toma o no las pastillas y, en caso afirmativo, cuando se los toma.

Es la primera vez que se aprueba un medicamento de tales características, un añadido más a los grandes avances digitales que se está haciendo en el sector sanitario. Recientemente también crearon una micromáquina capaz de administrar medicamentos desde el interior del cuerpo:

El nuevo fármaco es Abilify MyCite, un antipsicótico rectado para pacientes con esquizofrenia, trastorno bipolar y depresión. Surge de una colaboración entre el fabricante de Abilify, Otsuka, y una compañía californiana encargada de crear el sensor, Proteus Digital Health.

Cuando los pacientes no se adhieren a un estilo de vida o medicamentos que les prescriben, hay consecuencias que son malas para el paciente y muy costosas“, explica William Shrank, de la Universidad de Pittsburgh Medical Center.

Se trata de un avance especialmente beneficioso para aquellos pacientes que quieren tomarse su medicación, pero simplemente se olvidan. Por ello, los expertos consideran que será más popular entre la tercera edad.

El sistema permite que, con el consentimiento del paciente, el médico y hasta 4 personas más puedan recibir informes electrónicos mostrando en qué fecha y a qué hora se ha tomado las pastillas. Los pacientes pueden bloquear el acceso a dicha información a través de una app, pero evidentemente se ha puesto en duda si invade la privacidad al individuo.

La realidad virtual dedicada a la salud moverá 285 millones de dólares en 2022

Es la primera pastilla digital que se ha aprobado, pero hay otros proyectos similares. Algunas compañías están desarrollando un sensor que el paciente tiene que ingerir, y a través de una tecnología de reconocimiento visual confirma si el paciente se ha puesto una pastilla en la lengua y se lo ha tragado correctamente.

Se trata de una noticia interesante para las aseguradoras, que progresivamente podrían empezar a ofrecer incentivos para que los pacientes usen la tecnología, como por ejemplo tarifas más bajas. Eso si, podría pasar el límite de lo ético si dichas tarifas son tan bajas que se convierte en casi una obligación para el paciente.

¿Cómo funciona la nueva pastilla digital Abilify MyCite?

El sensor contiene cobre, magnesio y silicona, y genera una señal eléctrica cuando le salpica el fluido estomacal. La señal la detecta un parche – similar a una tirita – que el paciente debe llevar en zona de las costillas del lado izquierdo, y reemplazar por una nueva cada 7 días.

El parche manda la hora y fecha de la ingesta a la app del móvil del paciente a través de Bluetooth. También puede registrar su humor y calidad de descanso. Toda esta información se transfiere a una base de datos a la que tienen acceso los que cuenten con el consentimiento del paciente.

Llegará al mercado el año que viene, y estará disponible para un número limitado de programas de salud. Su precio aún se desconoce.

Evidentemente algunos pacientes se han mostrado reacios a la idea de llevar un sensor eléctrico dentro de su cuerpo, pero para algunos es una buena alternativa a las inyecciones o una solución a la pérdida de memoria.

Vía | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!