Estados Unidos usará el ejército contra ataques online

estados unidos seguridad internacionalEl nuevo plan de seguridad y ciberseguridad de Estados Unidos, que considera atacar con toda su fuerza militar y económica contra quienes alberguen a “ciberguerrilleros” en sus países, ha vuelto a las portadas porque Reino Unido se ha sumado a la estrategia, al igual que España de forma más ligera con su nueva Estrategia Española de Seguridad.

El gobierno de Barack Obama ha presentado su nuevo plan de defensa y seguridad online que eleva al máximo rango su respuesta ante los ciberataques. Amenazan con utilizar su potencial militar y su capacidad de bloqueo económico contra los países que no cumplan sus requisitos y piden el apoyo de sus aliados en este plan, que también incluye referencias a los derechos de autor.

Este programa, que por su carácter global ha sido llamado Estrategia Internacional para el Ciberespacio, busca equiparar los delitos online a la legislación común, así como la capacidad de respuesta del gobierno.

Global pero muy estadounidense

En la presentación de la Estrategia Internacional para el Ciberespacio, que contó con políticos de alto rango como la Secretaria de Estado Hilary Clinton, quedó patente un carácter dual que incluye y excluye al resto de países.

“Queremos que las naciones estén unidas bajo un prisma como este, para que podamos enviar un mensaje claro a los malos para que sepan que no van a tener dónde operar en la esfera internacional”, dijo Howard Schmidt, máximo responsable de Ciberseguridad del Gobierno de los Estados Unidos. Pero bajo estas palabras no hay un plan de trabajo conjunto, sino un intento por imponer una perspectiva legal al resto del mundo.

Según recoge Blomberg, “el plan recomienda establecer consecuencias para los países y grupos que no cumplan con los estándares y refuerza la posición de EE.UU. en la respuesta a ciberataques”. Una respuesta que Kristin Lord, vicepresidenta y directora de estudios del Center for New American Security se traduce en que “somos los Estados Unidos, tenemos un set completo de herramientas a nuestra disposición.

Coordinación pública y privada

En este grado de desarrollo del programa no se han especificado qué medidas concretas puede incluir el set de herramientas, aunque la Casa Blanca ha adelantado que pondrá a disposición de la nueva Estrategia Internacional para el Ciberespacio “todos los medios necesarios – diplomáticos, informativos, militares y económicos – que sean apropiados y consistentes con la legislación internacional”.

Para poner en marcha toda esta estructura, sus agencias de seguridad se pondrán a trabajar con contrapartes de países aliados, y también con empresas privadas, con el objetivo declarado de “fomentar el libre comercio, la seguridad, la libertad de expresión y la innovación en el ciberespacio”, continúa Bloomberg.

Los límites de la red

Tanto el programa de seguridad como la puesta en escena de la Administración Obama elevan la presión sobre el proceso de lucha por las libertades en Internet al que hicimos referencia en TICbeat en el reciente Día de Internet 2011.

La Estrategia Internacional para el Ciberespacio establece antes las sanciones y los castigos a quienes incumplen la legislación de Internet que las propias normas, aún no ratificadas de forma internacional. La inclusión de los derechos de autor como delito a la altura de otros como robos o ataques a la seguridad demuestra también el rumbo de la agenda que se busca.

La capacidad de Estados Unidos para imponer su legislación al resto de países puede provocar un recorte súbido de la libertad en Internet y un golpe definitivo a la Neutralidad de la red. Las amenazas militares y económicas son su garantía.

Contenidos Relacionados

Top