Tecnología

Estados Unidos quiere bombardear el cielo con plasma

Si nuestros cielos estuvieran formados de plasma, las comunicaciones serían más eficientes y el GPS funcionaría mejor. Estados Unidos lo quiere lograr a base de bombas.

Detonar bombas en el cielo puede sonar a ciencia ficción o a una idea propia de la descabellada imaginación de un tirano sin escrúpulos ni dos dedos de frente. Nada más lejos de la realidad: la Fuerza Aérea de Estados Unidos planea bombardear la ionosfera con misiles que generen plasma. Todo con el fin de mejorar las comunicaciones de largo alcance.

Estas bombas estarán compuestas por una suerte de satélite a escala, dentro del cual estará instalado un generador de plasma que se encargará de producir el plasma y dispersarlo por toda la ionosfera.

Un proyecto muy ambicioso ya que, además de incrementar el número de las señales de radio disponibles en la Tierra, el ejército norteamericano también quiere disminuir el impacto del viento solar sobre los sistemas de posicionamiento por satélite -como el GPS-, según informa FOX News. Y, como no podía ser menos en un proyecto militar de tal alcance, tampoco falta el objetivo de que este plasma permita bloquear las comunicaciones entre satélites enemigos.

Dos posibles formas de llevar a cabo esta misión

Los retos científicos, técnicos y operativos de esta iniciativa son más que mayúsculos, por lo que las fuerzas armadas de Estados Unidos se han puesto en manos de la industria privada y el mundo académico para diseñar la mejor estrategia para bombardear de plasma nuestros cielos.

El primer esbozo lo presentan la Universidad Drexel de Filadelfia y los General Sciences Laboratories. Su idea pasa por calentar químicamente una pieza de metal hasta la ebullición, con el fin de que las partículas que se evaporen se combinen con el oxígeno de la atmósfera, generando el plasma.

La segunda propuesta corre a cargo de Enig Associates y la Universidad de Maryland, quienes también quieren calentar una pieza de metal pero, en este caso, hasta que detone. Con la explosión, esperan convertir la energía eléctrica que se genere en plasma.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.