Drones Tecnología

Estados Unidos prohíbe los drones en torno a sus monumentos más emblemáticos

estatua de la libertad

A partir de ahora será ilegal volar drones alrededor de la Estatua de la Libertad, la presa Hoover o el monte Rushmore, entre otros muchos iconos de Estados Unidos.

Conforme se va democratizando el uso de drones y se confirman los primeros modelos de negocio exitosos usando estas aeronaves no tripuladas, los reguladores están acelerando el paso para establecer los límites de seguridad que se requieren para un uso responsable de estos dispositivos. Así, a las crecientes propuestas para crear registros de UAV en distintos países del mundo (incluyendo una iniciativa de la ONU para hacer una base de datos global) hemos de unir las políticas especiales que se han ido incorporando para proteger entornos sensibles (como aeropuertos, bases militares o cárceles).

Hasta ahí habíamos llegado, pero una nueva norma de la FAA (la Administración Federal de Aviación de EEUU) va a extender esta seguridad extra a varios de los monumentos emblemáticos del país. De acuerdo a la orden emitida por esta agencia, no se podrán volar drones a menos de 400 pies (121,92 metros) de estas enseñas nacionales.

Las 20 compañías que dominan el mercado de los drones

Desaparecerá de este modo una de las instantáneas más frecuentes en los últimos años: la de los pilotos más o menos aficionados volando drones para captar las mejores imágenes de sus atracciones favoritas. De hecho, en el listado facilitado por la FAA encontramos monumentos que son auténticos reclamos turísticos, como la Estatua de la Libertad (Nueva York), el Parque Histórico Nacional de Boston (cuna de la Constitución del país), el Parque Nacional Histórico de la Independencia (Filadelfia), o las populares presas de Folsom Dam (California), Glen Canyon Dam (Arizona), Grand Coulee Dam (Washington) o Hoover (Nevada).

Pero hay más, porque la FAA también ha prohibido el vuelo de drones en torno al Jefferson National Expansion Memorial de San Louis, el Monte Rushmore (Dakota del Sur) o el californiano lago de Shasta.

Las restricciones, anunciadas conjuntamente por la FAA y el Departamento del Interior el pasado jueves, entrarán en vigor el 5 de octubre. Los pilotos y operadores de drones que violen las nuevas restricciones podrían enfrentarse no sólo a sanciones económicas, sino también a cargos criminales.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.