Estados Unidos podría blindar legalmente la privacidad online

PrivacidadUn proyecto de ley propuesto por el senador John D. Rockefeller, en Estados Unidos, no permitirá a las compañías que recopilen ningún tipo de información acerca de los usuarios. Éstos podrán decidir siempre si quieren que su actividad en Internet quede registrada, pudiendo también elegir quién puede tener acceso a ella y quién no.

La privacidad en Internet es una de las cuestiones que más polémica ha suscitado a medida que avanza la red y se extienden los servicios web. Las denuncias públicas contra violaciones de los derechos de los ciudadanos en este sentido son comunes. El debate se ha alentado con la propuesta del senador John D. Rockefeller, presidente del Comité de Comercio, Ciencia y Transporte, en Estados Unidos.

Se trata de un proyecto de ley, Do-Not-Track Online Act 2011, cuyo fin está en dar la capacidad de decisión (de la que hasta ahora carecen) a los usuarios para elegir si determinadas compañías online registran y utilizan su actividad web para su propio beneficio. El propósito más claro de estas prácticas es que sirvan para publicidad. Cuántas veces no nos hemos asombrado de que un anuncio en cualquier página coincida de forma muy exacta con nuestros intereses.

Por una parte así se sirven mensajes publicitarios más útiles para los usuarios, pero quien gana principalmente son las compañías, que al fin y al cabo son las que ingresan. Si se aprueba, el proyecto de ley dejará en manos de la gente la elección entre una publicidad personalizada y que se respete la información relativa a su actividad web.

El usuario podrá bloquear determinadas compañías para que éstas no puedan seguir su rastro en la web. La legislación también se aplicará a móviles, donde la privacidad también ha sido fuente de polémica. “El proyecto de ley ofrece un método sencillo y directo para que la gente impida que las compañías rastreen sus movimientos online”, ha señalado Rockefeller.

Devolviendo a las manos de los usuarios su privacidad

La red actualmente está presente en todos los ámbitos y debido a esto muchas empresas tienen un gran interés por recopilar información sobre los usuarios. Cada vez la masa de consumidores se está dando cuenta de las molestias y los riesgos que conlleva el que sus datos sean difundidos.

Con el objetivo de evitar que ciertas páginas web no guarden información relativa a la actividad de los usuarios sin su consentimiento los principales navegadores web han puesto las medidas necesarias. El primero que anunció una herramienta para evitar el rastreo a los usuarios fue Internet Explorer 9.

La opción Tracking Protection de IE9 permite identificar algunas herramientas de seguimiento y bloquearlas. Por su parte, la Fundación Mozilla también anunció sus planes para implementar en Firefox 4 la función ‘Do not track’, con el objetivo de que los usuarios puedan mantener en secreto su actividad online.

Google Chrome ha sido el último de los tres principales navegadores que ha puesto los medios para luchar por la privacidad. Con la opción ‘Keeps My Opt-Outs’ el usuario puede elegir que las cookies registradas sean aprovechadas para servir publicidad personalizada.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top