Tecnología

Esta patente de Apple alargará la vida de tu próximo MacBook

MacBook
Escrito por Eduardo Álvarez

Apple acaba de registrar una patente que soluciona de un plumazo uno de los problemas de los MacBook: su teclado. Los va a convertir en especialmente resistente para que no tengas que reemplazarlos por completo cada pocos años.

Apple es una compañía bastante activa en cuanto a innovación, con constantes registros de patentes de mayor o menor acierto. La última de ellas acaba de ser inscrita en el registro y esta vez sí que puede ser importante, sobre todo si piensas comprar un MacBook en los próximos años.

Se trata de un nuevo teclado, o más bien una forma de proteger el teclado de los portátiles Apple, muy dado a sufrir con el paso de los años debido a la suciedad que se acumula bajo las teclas, prácticamente imposible de limpiar sin desmontarlo por completo.

Con esta nueva patente, Apple quiere hacer MacBook con teclados a prueba de suciedad. Puede parecer un cambio menos, pero implica aumentar de forma notable la vida útil de este producto, si no de media sí que en casos concretos. Quizás a ti no te afecte, pero no cuesta trabajo imaginar el impedimento que es tener que reemplazar por completo el teclado sólo porque hay suciedad acumulada.

Más allá de la cuestión puramente práctica, esta decisión de Apple ilustra cierto cambio de rumbo dentro de la marca. Acusada muchas veces de practicar con entusiasmo la obsolescencia programada -especialmente después del escándalo con las baterías de los iPhone-, la firma decide prolongar el ciclo de utilidad de uno de sus principales productos.

Estos son los MacBook que puedes comprar reacondicionados en Amazon España

Quizás se deba a una nueva táctica por parte de Apple, que quiere que el software suponga una parte cada vez más importante de los beneficios. Eso implica restar espacio a la venta de dispositivos físicos, aumentando por lo tanto su durabilidad y utilizándolos como una plataforma en la que vender contenidos a sus usuarios, ya sean aplicaciones, series o de cualquier otro formato.

Además, los fabricantes han sido señalados en muchas ocasiones como responsables de las toneladas de basura tecnológica que se producen innecesariamente cada año, un constante desperdicio de recursos al que ya tratan de poner freno con diversos programas de reciclaje y de compraventa de productos reacondicionados.

Vía | The Independent

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez