Tecnología

España en contra de la Neutralidad de la Red

neutralidad de la red, gobierno, libertad, ueEn un documento enviado a la Unión Europea, el Ministerio de Industria del Gobierno de España da un varapalo a la neutralidad de la red, afirmando que ésta no consiste en que cada usuario reciba “idéntico tipo de servicio”. Al mismo tiempo se posiciona a favor de los operadores respaldando su libertad para gestionar el tráfico según sus propósitos.

Con la Unión Europea embarcada en un debate acalorado acerca de la neutralidad de la red, proyectos como el de Google Fiber encaminados a demostrar la capacidad de llevar Internet a alta velocidad por un coste moderado e intentos de algunos operadores de limitar el tráfico, el Gobierno español ha aportado su granito de arena posicionándose al lado de los operadores.

El tema se trata en un documento enviado a la UE, que hace hincapié en la necesidad de transparencia “no tanto a través de una descripción exhaustiva de sus detalles técnicos, sino con una descripción de las consecuencias y eventuales limitaciones que la acción de dichos mecanismos tendrán en las características del servicio ofrecido”.

Al hablar de limitación el Ministerio de Industria también se refiere a la gestión del tráfico por parte del operador, quien debería hacer esto sin que su actividad sea conocida por terceros ya que puede “responder a estrategia de carácter comercial” o “basarse en tecnologías sometidas al secreto industrial”.

Respecto a los proveedores de contenidos y aplicaciones el documento ve con buenos ojos, incluso anima a los operadores a buscar modelos de negocio para rentabilizar la actividad de estos usuarios.

El cerco a la neutralidad de la red

El Gobierno español no ha sido el único organismo en posicionarse en contra del Internet libre. Desde diferentes partes, como la propia Unión Europea, que ha negociado con agentes comerciales para modificar el acceso a los contenidos de la web, se ha venido ejerciendo una cierta presión destinada a restringir el uso de la red.

Telefónica es otro de los grandes interesados en adoptar esta estrategia de regulación. En unas declaraciones el consejero delegado de la compañía se mostró favorable a terminar con la tarifa plana universal, alegando que cada usuario debe pagar de acuerdo con el ancho de banda que consuma.

La filia en el en Reino Unido del grupo español, O2, ha puesto en marcha un plan para forzar a los clientes a contratar tarifas limitadas por mes. Si el usuario sobrepasa su límite recibe un primer aviso que podría desembocar en el corte de la conexión.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.