Tecnología

Ericsson vaticina un papel fundamental de la IoT en el despliegue del 5G

Escrito por Marcos Merino

Según la multinacional sueca, uno de los nichos que cubrirá el 5G en cuanto logre desplegarse extensamente en los grandes centros urbanos será el de los accesos inalámbricos fijos.

La tecnológica sueca Ericsson ha presentado en estos días su ‘Mobility Report 2018’, en el que apunta a 2018 como un “año clave” para el sector de las comunicaciones, por el reto (y la oportunidad) que supone la implementación del Internet de las Cosas y de la tecnología 5G, con el inminente lanzamiento de los primeros servicios comerciales de ésta en países como Estados Unidos, China, Japón y Corea del Sur. Fredrik Jejdling, vicepresidente ejecutivo de la compañía, asegura en su presentación del informe que el desarrollo de estas dos nuevas tecnologías tendrá un impacto profundo tanto para los consumidores como para las industrias vinculadas a la transformación digital.

Finlandia, el primer país del mundo en lanzar una red comercial 5G

El ‘Mobility Report 2018’ ofrece datos para medio centenar de países de todo el globo, y muestra una ‘foto fija’ de la situación de la telefonía móvil: así, explica que en el primer trimestre de 2018 se compraron 340 millones de smartphones, y que las suscripciones actualmente asociadas a algún teléfono inteligente representan el 60% de todas las suscripciones a dispositivos móviles. Se destaca que, en la actualidad, el número de suscripciones de banda ancha móvil en el mundo ha alcanzado 7.900 millones, lo que equivale a un aumento del 4% en el último año (98 millones, de los que más de la mitad provienen del mercado chino).

Pero el informe de Ericsson también se atreve a lanzar una serie de vaticinios, como que el tráfico mundial de datos se multiplicará por 8 entre 2017 y 2023: para ese año existirán ya 1000 millones de suscripciones 5G (el 12% de las suscripciones móviles a nivel mundial). Ojo, porque el dato anterior ni incluiría las conexiones 5G dedicadas a IoT (que alcanzarían la espectacular cifra de 3500 millones) ni a acceso inalámbrico fijo (que será uno de los usos habituales del 5G una vez se despliegue ampliamente en los grandes centros urbanos). Por último, el documento afirma que también es probable que el sector puede experimentar pronto los beneficios de la Inteligencia Artificial, que se alzará como una herramienta insustituible para ayudar a los ingenieros y técnicos a instalar y mantener las redes de telecomunicaciones.

Vía | Ericsson (informe en PDF)

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.