Érase una vez… el cuerpo humano en Google

Érase una vez… el cuerpo humano en Google

Google ha empezado a trabajar en Baseline Study, un proyecto que pretende dibujar una fotografía lo más completa posible del aspecto que debería tener un cuerpo humano saludable para generar marcadores biológicas que contribuyan a la prevención de enfermedades.

El proyecto arrancará con la recolección de la información genética y molecular de 175 voluntarios, de los que Google X, la división de investigación del gigante de Internet, planea que después de conviertan en miles de personas. Google se adentra, así, con paso firme en un campo que todavía apenas había explorado: el de la ehealth.

Todos estos datos serán recopilados de manera anónima, sin estar restringidos a la investigación de ninguna enfermedad concreta, y mediante el uso de diversas herramientas de diagnóstico, con las que Google quiere construir una red de información médica a la que los investigadores puedan acceder con facilidad.

“Si quieres ser proactivo en la investigación y la prevención de las enfermedades, ¿qué es lo que necesitas saber? Lo que necesitas saber es el aspecto exacto de un organismo saludable en el que todo marche bien”, ha explicado al Wall Street Journal Andrew Conrad, el biólogo molecular que, de momento, se encuentra al frente de Baseline Study, capitaneando un equipo de entre 70 y 100 personas.

Hasta ahora, la mayoría de los biomarcadores de enfermedades que han sido descubiertos tienen que ver con fases avanzadas de las mismas, puesto que la mayoría de las investigaciones se han centrado en el estudio de los pacientes enfermos.

En cambio, la intención de Google con Baseline Study es la de, por ejemplo, hallar un marcador biológico que ayude a determinadas personas a metabolizar las grasas con más facilidad, sin elevar sus niveles de colesterol ni producirles trastornos cardiovasculares. Conocer ese biomarcador ofrecería a los científicos un punto de partida para ayudar a aquellas personas a las que el consumo de alimentos grasos perjudique más.

Aun así, otro de los investigadores que trabaja en Baseline Study, Sam Gambhir, se apresura a aclarar que esto no es un proyecto de software que pueda estar listo en uno o dos años. “Antes solíamos decir que hallar la cura del cáncer nos llevaría unos pocos años. Hemos aprendido a no volver a decirlo más”, reconoce.

Gambhir se refiere también a una de las facetas más delicadas del proyecto: la privacidad de los datos que se recopilen. “Google no va a estar autorizado a hacer lo que quiera con esa información”, asegura. Paneles de la Universidad de Duke y de la de Stanford vigilarán y controlarán de qué forma se utiliza ésta.

Foto cc: perpetualplum

 

Etiquetas , ,

Contenidos Relacionados

Top